Revelaciones

1- Una crítica que se hace a la reencarnación es sobre las llamadas revelaciones. Nadie es informado de que fue remador o un humilde operario. Generalmente todos fueron personas importantes…

La Doctrina Espírita no tiene por objetivo descubrir nuestras personalidades anteriores. Esas supuestas revelaciones quedan por cuenta de personas que les gusta incentivar la vanidad de los incautos.

2- ¿Por qué hacen eso?

Para ganar su confianza. Nadie está dispuesto a aceptar que fue un don nadie. Es más animador, quedaremos impresionados, si nos dijeran que fuimos rey de Francia.

3- ¿Eso no compromete al Espiritismo?

Esos “oráculos” no lo representan, incluso cuando anuncian sus fantasías dentro de un Centro Espírita. Además, uno de nuestros problemas es la falta de preparación de muchos dirigentes. Por falta de estudio, hacen un Espiritismo a su gusto, distante de las disciplinas doctrinarias.

4- En algunas respetables obras espíritas hay revelaciones sobre el pasado de ciertos personajes históricos. ¿Serían también fantasías?

Depende del Espíritu que hace esas revelaciones y del médium que las transmite. Hay informaciones muy interesantes recibidas por Chico Xavier, un médium de credibilidad incuestionable.

5- ¿Podría citar un ejemplo?

En el libro Cartas y Crónicas, psicografía de Francisco Cándido Xavier, el Espíritu Humberto de Campos (1886 – 1934) revela que Napoleón Bonaparte (1769-1821) sería Julio Cesar (100-44 a.C.), el emperador romano. Habría reencarnado con la tarea de preservar las conquistas de la revolución francesa, amenazada por las monarquías vecinas. Los soberanos del continente europeo no admitían aquel movimiento que pretendía acabar con el absolutismo monárquico.

6- Si Napoleón tenía tan elevada misión, ¿Cómo explicar el cúmulo de ambiciones que lo transformó en un guerrero, entusiasmado con guerras de conquista?

El dilema de los poderes espirituales que nos gobiernan, en determinados eventos, está en la elección del misionero. Un santo, un sabio, un filósofo jamás se mezclaría con una tarea de esa naturaleza. Debería venir alguien “del ramo”, como Julio Cesar. Ocurre que el emperador romano tenía sus vacilaciones y acabó dominándose por debilidades aún extrañas en su Espíritu. Fue un misionero desviado. Funciona aquí el imprevisible “factor humano”, a partir del ejercicio del libre albedrío.

7- ¿Qué decir sobre la idea de que Chico Xavier sería la reencarnación de Allan Kardec?

Kardec comenta, en Obras Póstumas, una información de su mentor, según la cual debería retornar en breve a la carne para completar su misión. Por sus cálculos reencarnaría en el inicio de este siglo. Chico nació en 1910.

8 – ¿Es Kardec?

Puede ser. Nadie dio una contribución tan importante. Su obra completa y desarrolla la Doctrina Espírita. Pero tengo mis dudas. Psicológicamente ambos son muy diferentes.

Richard Simonetti

Extraído del libro » Reencarnación todo lo que usted necesita saber»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.