Una historia de amor

Una mujer lloraba sin consuelo
y yo le pregunté por qué lloraba.
Me contestó: mi amante está en el cielo…
El infeliz murió porque me amaba..

Su retrato lo guardo aquí en mi pecho
cual recuerdo de amor y de ternura;
mi pobre corazón, pedazos hecho,
de su imagen será la sepultura.

¿Le queréis contemplar?… Ved de sus ojos
la tierna y melancólica mirada,
y la sonrisa de sus labios rojos
que parece decir: la vida es nada.

Fijé mis ojos con ardiente anhelo
sobre la bella imagen del suicida,
y en su mirada que se eleva al cielo
se deja comprender: “Nada es la vida”.

Su semblante es tan triste y tan doliente,
revela tan profunda desventura…
Que el corazón se agita tristemente
al ver tanto dolor, tanta hermosura.

¡Infeliz Rafael! Pobre alma herida
en tus nobles y ardientes concepciones:
la terrible materia de la vida
marchitó tus hermosas ilusiones.

Lucha terrible que destruye el mundo,
que nuestra fe y creencias las derrumba;
es un dolor tan grande y tan profundo
que solo puede consolar la tumba.

¡Infeliz Rafael!… En tu mirada.
Se encuentra todo un mundo de agonía;
eras una creación tan elevada,
que nadie comprendió tu fantasía.

Por eso solo, sin placer, sin gloria,
sin encontrar a tu dolor consuelo,
dejaste esta vida transitoria
y desgarraste de la muerte el velo.

¡Infeliz Rafael!… Nunca tu acento
las brisas le trajeron a mi oído;
pero de tu mirada el sentimiento,
mi pobre corazón ha conmovido.

En tu mirada encuentro un algo extraño.
Un dolor grande, sin rival, profundo.
¡El lamento que lanza el desengaño,
cuando abandona en tu dolor mundo!

Yo lamento tu suerte desgraciada.
Yo lamento tu mísero destino.
Uno mi llanto al de tu pobre amada,
y por ti ruego al Hacedor Divino.

Permita Dios en su piedad suprema
perdonar tu delirio y tu locura;
y alzando de tu frente el anatema,
en el cielo penetre tu alma pura.

Quédate adiós: en tus hermosos ojos
se encuentra del dolor el gran misterio.
Para el alma que llora esos enojos.
¡El mundo es un inmenso cementerio!

Amalia Domingo y Soler

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.