Sucesión de experiencias

1-Después de los sufrimientos en regiones purgatorias, ¿qué ocurre con aquellos que cometieron el suicidio?

Depende de sus necesidades y de la manera como reaccionen a las consecuencias de su gesto. Después de superar el trauma más fuerte, resultante de la agresión que cometieron contra sí mismos, pueden permanecer en el Más Allá, por un tiempo más o menos largo. Finalmente, todos volverán a la carne para los ajustes debidos, a través de experiencias redentoras.

2-¿Todos tienen el mismo tratamiento?

No podría ser diferente. Todos reciben los mismos cuidados, sin embargo, el destino de cada uno guarda correspondencia con sus necesidades. Unos reencarnarán de inmediato, a fin de atenuar los graves desequilibrios de que son portadores. Otros permanecerán más tiempo en la Espiritualidad, por elección personal o por no reunir las condiciones mínimas para una inmersión en la carne.

3-¿El suicida se libera de sus desajustes en una única existencia?

Sólo en parte, es como un enfermo grave que recibe una poderosa medicación, capaz de mejorar el cuadro clínico, fortaleciéndolo, pero sin liberarlo enteramente de la enfermedad. En este caso, el trastorno demandará un tratamiento más prolongado, sin plazo para la conclusión.

4-¿Habrá un número cierto de reencarnaciones, hasta que el suicida se recomponga?

No, ya que eso dependerá de sus reacciones, y de su comportamiento ante los sufrimientos y dificultades que tendrá que enfrentar. Si cultiva la fe y la sumisión a los designios divinos, tendrá condiciones para una recuperación rápida. Si es al lado del Espiritismo, tendrá los mejores recursos de esclarecimiento sobre su postura. La Doctrina será una bendición de Dios en ese particular, dándole la conciencia de que no está entregado a la propia suerte y de que existen razones para los dolores y problemas que enfrentará.

5-¿Y sobre el tiempo?

Chico Xavier decía que al suicida le llevará doscientos años para recomponerse, a través de una o más reencarnaciones. No obstante, es preciso considerar la voluntad del interesado. Conforme pase el tiempo, los males irán disminuyendo, en la medida que crezca su disposición de enfrentarlos con serenidad y confianza en Dios, sin incidir en nuevas fugas.

6-Al reencarnar, ¿escogerá el suicida el tipo de prueba compatible con sus necesidades?

Ningún médico consultará a un paciente con graves problemas mentales, sobre el tipo de tratamiento que debe recibir. Sabe que él no tiene condiciones para ello. Es lo que ocurre con el suicida, al reencarnar. En su propio beneficio, el planeamiento reencarnatorio será hecho por mentores espirituales.

7 ¿El suicida podrá reencarnar en una misma familia? Por ejemplo: serán ahora sus padres aquellos que fueron sus hijos?

Si hubiera tiempo… De cualquier forma, existiendo una unión familiar auténtica, sustentada por lazos espirituales y no los meramente sanguíneos, estarán juntos tanto en la Espiritualidad como en experiencias reencarnatorias futuras. Afectos queridos a su corazón estarán empeñados en ayudarlo, en la Tierra o en el Más Allá. Hoy y siempre, el amor es el gran bálsamo de los dolores, el gran remedio para todos los males, la redención para todas las faltas.

8-En un proceso reencarnatorio inmediato, de urgencia, fin de que el suicida supere sus desajustes mayores, si no tuviera la posibilidad de retornar en la misma familia, ¿qué ocurrirá?

Los mentores espirituales tratarán de localizarlo junto a una familia dispuesta a ejercitar la fraternidad, recibiéndolo en su seno. El amor verdadero ultrapasa las fronteras de las familias espirituales, conduciéndonos a la gloriosa integración en la familia universal.

Richard Simonetti
Extraído del libro «Suicidio todo lo que usted necesita saber»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.