Delante la ley

El espíritu concienzudo, creado a través de los milenios, en los dominios inferiores de la naturaleza, llega a la condición de la humanidad, después de haber pagado los tributos que la evolución le reclama.

En vista de esto, es natural que comprendas que el libre albedrío establece una determinada posición para cada alma, por lo tanto, cada persona se debe a sí misma la situación en que se coloca.

Posees lo que diste.

Cultivarás lo que vienes dando.

Conoces lo que aprendiste.

Sabrás lo que estudias.

Encontraste lo que buscabas.

Hallarás lo que procuras.

Obtuviste lo que pediste.

Alcanzarás lo que aspiras.

Es ahora lo que hiciste contigo ayer.

Serás mañana lo que haces contigo hoy.

Llegamos en un día claro de la razón, sencillos e ignorantes, delante del perfeccionamiento y del progreso, pero con la libertad interior de escoger nuestro propio camino.

Todos tenemos, así, en la voluntad el trampolín a la vida, con infinitas posibilidades de pensar y realizar.

El gobierno del Universo es la justicia, la que define en todas partes, la responsabilidad de cada uno.

La gloria del Universo es la sabiduría, expresando luz en las conciencias.

El sustento del Universo es el trabajo que sitúa a cada inteligencia en el lugar que le compete.

La felicidad del Universo es el amor en la forma del bien de todos.

El Creador concede a las criaturas, en el espacio y en el tiempo, las experiencias que deseen, para que se ajusten, por fin, a las leyes de la bondad y del equilibrio que lo manifiestan. He aquí por qué permanecer en la sombra o en la luz, en el dolor o en la alegría, en el mal o en el bien, es la acción espiritual la que depende de nosotros.

Espíritu: Emmanuel
Médium: Francisco Cândido Xavier

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.