Fotografiado fuera del cuerpo

Diecisiete de mayo de 1953, entre las 13 horas y las 14 horas, en frente del Casino Interlaken, Suiza. Joaquim da Silva Gomes, juntamente con su esposa, María Estela Barbosa Gomes, se dejaron fotografiar por la hija Terezinha. Días después, llegando a Portugal, revelaron la película y esta foto los sorprendió profundamente: al lado del matrimonio, con toda nitidez, aparecía el Doctor Otavio Bandeira de Lima Coutinho, gran amigo de la familia, que debería estar en su residencia, en ¡Recife! En la suposición de que el amigo hubiese desencarnado, Joaquín envió la foto a una de las hijas del Doctor Otavio. Este de pronto remitió una carta bien humorística al amigo, identificándose en la foto y reconociendo inclusive el traje, la corbata y el alfiler como suyos, pues estaban bien visibles. Aclaró que, en la fecha y en el horario en que fue hecha la foto, adormeció en una butaca balancín en el balcón de su residencia. Dijo que no se acordaba de nada que se relacionase con la foto, a no ser que pensara mucho en los amigos distantes antes de adormecerse.

Este es un caso típico de desdoblamiento o bilocación (proyección astral) narrado en el Anuario Espirita -1983. Es el fenómeno por el cual el espíritu de una persona mediumnizada, o en estado de somnolencia o aun mismo en el sueño, se transporta de un lugar para otro con apariencia de realidad o con tangibilidad real. Desdoblado del cuerpo, el espíritu se siente libre. Según Kardec, el espíritu se aprovecha con satisfacción de la oportunidad de escapar de la prisión corporal siempre que puede. Es uno de los más curiosos y ricos fenómenos anímicos, en que el ser se mueve libremente, piensa mejor, decide con mayor conocimiento, mantiene intenso intercambio con encarnados y desencarnados, según sus intereses y afinidades.

Es frecuente ocurrir con todas las personas, pero no todas consiguen acordarse, después del regreso al cuerpo físico, de lo que hicieron durante el tiempo en que estuvieron parcialmente liberados de este. Generalmente atribuyen todo a un sueño común, o sea, aquel resultante de sus disposiciones físicas o psicológicas. Dice Hermínio Miranda que “es en ese estado que el espíritu consigue entrar en la posesión de algunas de sus facultades superiores, por el acceso a los archivos de su memoria integral. De ahí recordarse de encarnaciones pasadas y hasta en situaciones especiales, apartar la densa cortina que cubre el futuro”.

Además, Martins Peralva, al analizar las situaciones en que puede ocurrir esa liberación espiritual, llama la atención de la existencia, en los trabajos mediúmnicos, del llamado médium de desdoblamiento, o sea, “aquel cuyo espíritu tienen la propiedad o facultad de desprenderse del cuerpo, generalmente en reuniones” Desprenderse y viajar por varios lugares en la Tierra o en el Espacio, a fin de colaborar en los servicios, consolando o curando. En el caso de un médium de desdoblamiento, desear perfeccionar su facultad y aumentar sus recursos, dice el autor que hay condiciones de orden moral de las cuales no puede prescindir: vida pura, aspiraciones elevadas, potencia mental, cultivo de la oración y ejercicio constante.

Al respecto de ese tipo de médium, dice André Luiz “considerable número de personas, principalmente las que se adiestran para ese fin (desdoblamiento), efectúan incursiones en los planos del espíritu, transformándose, muchas veces, en preciosos instrumentos de los benefactores de la espiritualidad, como oficiales de ligación entre la esfera física y la esfera extra física”.

Una declaración de Hermínio Miranda confirma exactamente esa actividad mediúmnica. Dice el autor, refiriéndose a un personaje de su libro Diversidad de los Carismas: “Es común observar en Regina el trabajo mediúmnica especifico y bien caracterizado en desdoblamiento. En varias oportunidades, en vez del espíritu manifestante ser traído al grupo, ella es quien va al encuentro de él, lo que le da conocimiento anticipado al dirigente de los trabajos. Se desprende y es llevada por los amigos espirituales”

Segundo desdoblamiento

Pero las investigaciones revelan que no se trata de un fenómeno reducido a los seres que aún están en la carne. Experiencias realizadas por Albert Rochas informan que podrá ocurrir un segundo desdoblamiento, a partir del periespíritu ya desdoblado del cuerpo físico, cuando se separa de aquel la esencia espiritual. Este fenómeno es ratificado por Andre Luiz en Nosso Lar, cuando el autor desencarnado visitó, conscientemente, el espíritu de su madre, habitante de un plano superior al suyo, después de desdoblarse de su cuerpo periespiritual que quedó en reposo en una de las unidades de institución en la cual fue escogido.

Toda obra de caridad de la espiritualidad, inclusive las que se pueden realizar durante un desdoblamiento, nos acordamos de los versículos de la Surata del Socorro, en el Alcorán: “1. Cuando te llegue el socorro de Dios y el triunfo; 2. Y vieras entrar la gente, en masa, en la religión de Dios; 3. Celebra, entonces, las alabanzas de tu Señor e implora Su perdón, porque Él es remisorio”.

René Artur de Barros Monteiro
De la Revista Cristã de Espiritismo, edição 10. Traducido por Jacob.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.