Pesimismo nunca

Cuando iniciamos el día siempre tenemos que enfrentarnos a todo con ánimo. Observamos sin duda que cuando hay un carácter pesimista, todo cuesta mucho más de llevar, y eso sucede porque vamos cargados de pesimismo y de mala gana, y por esa razón todo cuesta mucho más. Y en el trascurso de nuestra vida, todo depende de nuestro ánimo, de nuestra forma de llevar las cosas, por eso es importante que seamos siempre optimistas y que cada día continuamos siempre con buen ánimo y confianza en el porvenir, refugiándonos en la oración elevada y con todo esto veremos que nuestra vida va en mejor rumbo.

Siempre es bueno tener buena aptitud pues así todo, siempre, es más fácil de llevar, y así, es como siempre tenemos que ser. Importante siempre no dejarnos llevar por nada pesimista, no dejarnos llevar por los problemas cotidianos, no dejarnos llevar por las malas noticias, porque si lo hacemos, si nos dejamos llevar, percibiremos poco a poco como cada día cuesta cada vez más andar por este derrotero. Por eso siempre andemos por la vida con ánimo y confiando en el Padre, pues nada es por casualidad y en nuestra vida, todo por lo que pasamos es por un motivo.

Confiemos y caminemos hacia el bien.

Espíritu Rafael.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.