Los tiempos actuales

Los tiempos actuales son de dificultades y desafíos, pero la obra del bien permanece y precisa ser sustentada.

Los discípulos de la verdad deben permanecer fieles, viviendo los principios que los guían, con lo que obviaran los obstáculos externos e internos del Movimiento Espírita. Así como no podemos imponer el Mensaje libertador de la Doctrina, no debemos aceptar las imposiciones de procedencia variada. “La gran lucha de este momento se sustentará en el país de la conciencia de cada discípulo de Jesús.”

Necesitamos mantener la serenidad, por mayor que sea la debilidad a nosotros dirigida. La actuación persistente en el bien es la garantía para que el Mensaje Espírita auténtico sea llevado a todas partes, conforme nos legaron los Espíritus Superiores.

Se expande el Movimiento y nada puede detener el conocimiento de la Doctrina, ni incluso los que, diciéndose adeptos, optaron por el trabajo destructivo, disfrazado de dedicación a la Causa.

Los pasos de los verdaderos obreros, en la Tierra, deben servir de ruta para los que tendrán la incumbencia de continuar la obra. No guardemos resentimientos, ni nos dejemos entristecer, ni desanimarnos, he que la tarea demanda valor, coraje, estoicismo, señalados por el amor. Avancemos unidos.

El ideal de la Unificación viene de lo Alto para la Tierra. Las dificultades deben ser discutidas en paz, con respeto mutuo, con fraternidad, con dignificación de los individuos y de las Instituciones. Si no fuésemos capaces de proceder así, ¿qué ejemplo vamos a ofrecer al mundo?

La criatura humana en su encuentro con el Cristo, a través de la fe razonada, es el campo donde el bien deberá instalarse, como una célula del organismo social. Confiemos en la casa construida sobre la roca, en el ideal que nos conduce a la plenitud. A nosotros, los trabajadores de la última hora, nos cumple acatar el pensamiento lúcido del Gran amigo espiritual, para nuestro propio Bien y por la buena dirección que nos congrega.

Espíritu Bezerra de Menezes

Médium Divaldo Pereira Franco

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.