Pensamientos

El amor, para ser verdadero y trascendente, ha de ser completamente espiritual; entonces adquiere la cualidad de puro.

El libro de la ciencia está cerrado para el hombre. Solamente lo puede abrir con el estudio, el trabajo y la fe. Por el contrario, el libro del sentimiento lo tiene abierto en todo momento. Su deber es desarrollarlo. No he de sentarme a esperar que la fe venga a mí, como una fuerte y maravillosa sensación. Yo debo ir a tomarla en la palabra de Dios, donde Él la guardó para mí.

Como el compositor musical, Dios está componiendo una armonía grandiosa con los progresos más destacados de nuestras vidas. Procuremos en todo momento ser notas concordantes de esa grandiosa armonía. Fe es creer lo que no vemos, y la recompensa de esa fe es que veamos algún día aquello en que creíamos.

El sometimiento a la voluntad Divina es la almohada más blanda en que podamos recostarnos.

Extraído del libro «Desde la otra vida»

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.