Vida y valores (El libro albedrío y el karma)

Casi siempre las personas les gustan arrastrar las situaciones de su vida a cosas imponderables.Atribuyen la suerte, al azar, a la buena estrella, a la mala estrella. Cada uno halla que nació bajo un comando diferente, un comando astral. Buena luna, una luna mala. Y, dentro de ese campo de aserciones espirituales, psicológicas,astrales, existe la tesis del karma. Se habla del karma con mucha tranquilidad,pero pocas veces nos detenemos para evaluar lo que realmente es el karma o la ley del karma. Esa palabra tiene origen en el sanscrito. Esa lengua que fue hablada en la India, tiene por sentido decir que Karma corresponde a la Ley de Causa y Efecto. Karma seria como causa y efecto. Cuando el gran Buda se refirió a la rueda del karma, estableció que sobre la rueda del karma están todas las personas.Imaginemos una rueda gigante de un parque de diversiones y esos individuos que ahora están en la parte superior de la rueda, en la medida en que se mueve, va modificando de posiciones. De repente, alguien que estaba en la cima de la rueda, estará en la parte más baja de ella y quien estaba en la parte más baja de ella estará en la cima. De ese modo, todas las otras posiciones se modifican sobre la rueda.

El karma es esa expresión que establece que todos cambiamos de posición a lo largo de la vida, en función de nuestras necesidades, de nuestras realizaciones, de aquello que hacemos y del modo como lo hacemos. Buda establecía la existencia de un karma positivo, y de un karma negativo. Entonces, todas las veces que nos referimos al karma negativo, será el efecto del acto negativo, ya que es causa y efecto. Si la causa es negativa, el efecto es doloroso, karma negativo. Pero,karma positivo transcurre de los efectos positivos que tuvieron causas nobles. Cuando se habla del karma, el vulgo, la gente normal, siempre se refiere a sufrimientos. Fulano tiene un karma muy difícil. Beltrano tiene un karma fácil,eso nadie lo dice, solo se habla del karma difícil. Cuando alguien está sufriendo muchos dolores, muchas dificultades es el karma de él. Pero cuando alguien es feliz, con una familia bonita, los hijos estudiosos, una salud perfecta,nadie jamás dice: ¡Que karma tan maravilloso! Se podría decir. Porque alguien que vive en la tierra situaciones de alegría continuada, dentro de las limitaciones planetarias, es obvio, que tiene una familia armonizada, alguien que goza de salud, que disfruta de buenas condiciones sociales, que tiene dinero para gastar sin dificultades, es un karma. Ese individuo por donde vive,tiene esa facilidad. No estamos considerando los que viven por el robo, por fraude,no. Estamos considerando las situaciones naturales, en que las criaturas trabajan, en que las criaturas heredan, en que las criaturas crecen y tienen una vida de felicidad. Esa felicidad, ciertamente, es su karma positivo.Entonces, karma no quiere decir fatalmente, tragedia, dolor, dificultad. Karma tiene esa aceptación de causa y efecto.

Podemos desarrollar en nuestras vidas karma de dolor o karma de amor. Esa será una definición que daremos al propio camino. De ese modo percibimos que el karma solo se establece después que accionamos nuestra libertad de actuar. Si el karma es considerado como causa y efecto, él solo existirá a partir de alguna causa que yo genere, de alguna actitud que yo desarrolle, de alguna aventura de la cual participe. Así,cuando hablamos del karma, ley de causa y efecto, eso no es una cosa aleatoria,la Divinidad no nos impone un karma. El karma es siempre consecuencia de nuestra libertad de acción. El karma será siempre consecuencia de nuestro libre albedrío, esa capacidad que tenemos de arbitrar al respecto de nuestra propia existencia. Lo que yo hago o dejo de hacer con mi propia voluntad está en la cuenta de mi libre albedrío.

* * *

A partir del momento que pasamos a saber de esto, que el karma que yo establezco para mi vida está ligado a mi modo de actuar, la acción de mi cotidiano, o mi modo de pensar, mi visión del mundo, la manera como yo trato a los otros, como yo me comporto delante de las situaciones, lo podemos comprender bien porque nadie huye de esa Ley de Causa y Efecto. Porque, a partir del momento que activamos esa rueda, y ella pasa a moverse, no tenemos como detenerla. Por eso somos responsables por nuestros actos, por nuestras acciones, por nuestras realizaciones, en cualquier época de nuestra existencia. Muchas veces comenzamos a encontrar las consecuencias negativas de nuestros actos impensados desde aquí en la tierra.

Causas actuales de las aflicciones, recordemos el Espiritismo. Pero, encontramos posibilidades de continuar hallando esas cosas complicadas que creamos aquí para el más allá de la desencarnación, para más allá de la muerte física. Y ahí, amargados continuamos con las consecuencias dañinas de nuestros actos en el mundo de los espíritus, para donde vamos después cuando salimos del cuerpo,por ocasión de la muerte física. Lo que sucede es que en el mundo de los espíritus nos vamos a recuperar, nos vamos a encontrar con nuestros guardianes,aquellos espíritus responsables por nuestra estada en la tierra, por nuestra vida en el mundo, por la existencia que se acabó, y ellos nos dirán dónde nos equivocamos, donde erramos, y nos propondrán cambios, reformas, restructuraciones, a partir de aquellas cosas buenas que plantamos y a partir de las cosas negativas que sembramos. Es de ahí que renacemos en la tierra con las marcas de acciones hechas. Ahí entendemos porque nacen niños con defectos físicos, con defectos congénitos. Entendemos porque nacen niños con enfermedades.A veces, con enfermedades que los padres no tienen, que los padres nunca tuvieron,mostrando que es un problema de ellos. De ahí entendemos porque nacen personas encontingencias paupérrimas, en condiciones sociales lamentables. Entendemos porque nacen niños anencefalos, descerebrados, mutilados. No es porque el Creador de la vida sea cruel. Es porque existe una ley, llamada Ley de Causa y Efecto.

Todos tenemos que recordar, aquellos que un día pasamos los ojos por las páginas dela Buena Nueva de Jesús Cristo, que Él dice que si nuestros ojos fuesen motivo de escándalo, era mejor arrancarlos y echarlos fuera. Mejor sería entrar en la vida sin los ojos que tenerlos, si tuviésemos que perder el alma. Si nuestras manos fuesen motivo de escándalo, propone el Maestro, que las arranquemos, que nos las cortemos y las tiremos fuera. Mejor entrar en la vida sin las manos que teniendo las manos, que pudiésemos perder la paz interior, el alma, el equilibrio.

Cuando pensamos en esto, verificamos que Jesús Cristo estaba refiriéndose a la vida futura porque, al final de cuentas, aquellas criaturas que Él hablaba, ya estaban viviendo, y Él se refería: Es mejor entrar en la vida…. ¿Qué vida seria esa, si las criaturas ya estaban allí y Él se refería a ellas, se dirigía a ellas? La vida futura. Es por eso que renacemos con faltas, con carencias de aquello que hicimos mal uso en el pasado. Todos los órganos, todas las funciones de las cuales hoy hacemos mal uso, de los cuales hoy hacemos equivocados usos, naturalmente será los órganos y las funciones que nos darán problemas en el futuro. Ahí, encontramos los problemas oftálmicos, auditivos,reumáticos, las dolencias autoinmunes, aquellas que el propia organismo crea contra sí. Causa y efecto, a cada uno según sus obras. Es por causa de esto que el Karma, esos acontecimientos de la vida, positivos o negativos, que el vulgo habla con tanta facilidad, que nos acostumbramos a hablar con tanta tranquilidad, tiene a ver con nuestro libre albedrío; nuestra libertad de acción determinando las consecuencias actuales o futuras de nuestra armonía o de nuestros sufrimientos.

Raúl Teixeira

Transcrição do Programa Vida e Valores, de número 143, apresentado por Raul Teixeira, sobcoordenação da Federação Espírita do Paraná. Programa gravado em abril de 2008. Exibido pela NET,Canal 20, Curitiba, no dia 12.04.2009. Em 17.07.2009. Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.