Experiencia de casi muerte

1-¿Qué es la experiencia de casi muerte?

La llamada ECM envuelve pacientes que sufrieron una parada cardíaca, configurando el óbito. Atendidos prontamente por un equipo médico, con la utilización de recursos como adrenalina introcardíaca, descarga eléctrica y respiración artificial,el corazón puede volver a funcionar, si el estrago no fue grande. También es importante la cuestión del tiempo. Es preciso que ese procedimiento tenga inicio en un máximo de cuatro minutos después del fallecimiento. A partir de ese límite, las células cerebrales comienzan a morir, sin posibilidad de reversión.

2-¿El paciente recuerda algo, al ser resucitado y despertar?

Es exactamente en torno a ese tiempo crucial que se desarrollan las investigaciones sobre el asunto. En el best-seller Vida después de la Vida, el médico americano Raymond A. Moody se reporta a las entrevistas que hizo con decenas de pacientes que pasaron por la muerte clínica y volvieron a la vida,cogiendo informaciones sobre lo que ocurrió con ellos mientras estaban muertos.

3-¿Todos se acuerdan?

Noto dos. También hay quienes prefieren no hablar del tema por temor a que los propios familiares piensen que poseen disturbios mentales. Pero los que se acuerdan y hablan sin temores, se reportan a una experiencia inolvidable, en que se sentían vivos, aunque el cuerpo estuviese muerto.

4-¿Todos tienen los mismos recuerdos?

Dice el doctor Moody: “A pesar de la notable semejanza entre varios relatos, no hay dos de ellos exactamente iguales.” Hay puntos en común, como el viaje por un túnel, ampliación de los sentidos, contacto con un ser iluminado, la información de que aún no llegó la hora de su retorno a la vida espiritual y,sobre todo, la sensación de fluctuar por encima del cuerpo físico, observando,normalmente, los esfuerzos de los médicos por resucitarlos.

5-¿Cuál es el punto de vista de la comunidad médica?

Como siempre, entre la confrontación del materialismo y espiritualismo, la comunidad médica tiende hacia el primero. No se involucra con investigaciones sobre el asunto, negando, a priori, la posibilidad de una experiencia extra-corpórea. Se limitan, sus representantes, a conjeturas sobre la posibilidad de que las células cerebrales puedan sustentar la conciencia en los minutos en que el paciente está muerto, aunque exámenes con electroencefalograma demuestren no haber actividad en ellas.

6-¿Y el Espiritismo?

Ya en la codificación de la Doctrina Espírita, en el siglo XIX, anterior a los avances de la Medicina que favorecen la resurrección, los Espíritus traían informaciones de lo que ocurre en el momento de la muerte, exactamente como describen los que pasan por la ECM.

7-¿Cuál es la relación existente entre la ECM y la problemática del suicidio?

El Dr. Raymond entrevistó a pacientes que intentaron el suicidio y pasaron por una ECM. Experimentaron las emociones y pavores descritos por los Espíritus de suicidas, como una visión previa de lo que les esperaba. Una experiencia tan dramática que, difícilmente, volverán a pensar en huir de sus problemas.

8-¿La ECM sería una solución para la problemática del suicidio?

Para aquellos que pasan por la experiencia, sin duda. Sin embargo, sería más razonable buscar el esclarecimiento al respecto del asunto, ya que no hay como forzar una situación de esa naturaleza y no siempre es posible traer de retorno a la vida física a los que deliberadamente atentan contra ella.

Richard Simonetti

Extraído del libro “Suicidio todo lo que usted necesita saber”

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.