Los mundos habitados

Evidentemente, no podemos hacer una clasificación absoluta de las categorías de los mundos habitados, pero Kardec nos ofrece una que nos permite una clasificación general sobre el asunto:

1.- Mundos Primitivos:

Destinados a las primeras encarnaciones del alma humana, la vida es todo material, se limita a la lucha por la subsistencia, el sentido moral es casi nulo y por eso mismo las pasiones reinan soberanamente.

2.- Mundos de Expiación y Pruebas:

El mal está sobre el bien donde domina el mal, se rescatan deudas contraídas delante de la Ley Divina y pasan por pruebas destinadas al perfeccionamiento moral.

3.- Mundos de Regeneración:

El mal y el bien son semejantes. Aún quedan pruebas que pasar, pero no tienen las punzantes amarguras de la expiación.

4.- Mundos Dichosos:

El bien prevalece. Donde el bien supera al mal, predomina el bien y la justicia. Los pueblos son fraternos unos con otros.

5.- Mundos Celestes o Divinos:

Sólo Espíritus puros. Donde exclusivamente reina el bien, es la morada de los Espíritus puros. La felicidad es completa, debido a que todos han alcanzado la cima de la sabiduría y la bondad.

La Revista Espírita – Edición en Español Nº 18 y 19 p 41

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.