La esperanza, la fe

La esperanza, la fe,
son palabras elevadas,
que nos hacen crecer.
Nos acerca a nuestro Padre,
y por eso hay que creer.
Padre mío, cada día te quiero más,
la esperanza y la fe me hacen luchar ,
para que se haga tu voluntad.
Tu eres como un maestro amoroso,
y un Padre sin igual,
te quiero tanto padre mío,
que solo te quiero abrazar.
Padre mío, dame fuerzas,
para poder luchar,
para tener paciencia,
y así poderte amar.
Solo quiero abrazarte,
y solo te quiero amar,
quiero cruzar las estrellas,
y poderte contemplar,
ver ese amor que a tus hijos,
no paras de regalar.

Espiritual Rafael

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.