Conocimiento superior

En la adquisición del conocimiento superior, no creas que el deslumbramiento substituya al trabajo. Ni juzgues que el benefactor espiritual, por más azulgo, pueda efectuar la obra que te compete.

El profesor aclara. El alumno, sin embargo, debe poner en ecuación los problemas de la escuela.

El médico auxilia. El enfermo, sin embargo, debe seguir sus indicaciones.

Toda realización pide esfuerzo.

Toda construcción pide tiempo.

Fíjate en el árbol educado que se hizo precioso. Es un monumento de belleza y vitalidad. Grandes raíces garantizan su existencia. El tronco robusto resiste la fuerza del viento. Las ramas crecen, enormes, ayudando a quien pasa. Las flores surgen, desafiando a geómetras y pintores. Los frutos aparecen, ricos en zumo nutritivo. Fibras y hojas, savia y perfume completan su respetabilidad y grandeza. Recordemos, sin embargo, que el prodigio, alcanzando a veces cientos o miles de kilos,
estaba contenido en esencia en la semilla pequeñita de sólo algunos gramos. Sin embargo, si alguien no hubiese cultivado la semilla minúscula consagrándole atención y trabajo en el curso de los días, no se habría consolidado el árbol espléndido, afirmándose en madurez y cooperación.

Agradece, pues, el cariño de los Espíritus generosos, encarnados o desencarnados, que amparan tu experiencia, aplicándote a las lecciones de las que son mensajeros. No admitas, sin embargo, que la presencia de ellos te baste para el perfeccionamiento individual. Recuerda que ni los compañeros de gloria de Cristo escaparon al impositivo del servicio constante.

Los apóstoles que convivieron con él no reposan ante las llamas de Pentecostés, pero siguen la lucha adelante de renuncia en renuncia adquiriendo, poco a poco, la gran liberación, y Saulo de Tarso, visitado en persona por el propio Maestro, no se queda bajo el chorro solar del camino de Damasco, sino avanza de suplicio en suplicio asimilando al precio de sufrimiento el don de la Divina Luz.

Dictado por el espíritu Emmanuel
Médium Francisco Cândido Xavier

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.