En el hogar

Emmanuel

Abraza, entonces, en el hogar que te sitúas, el crisol de tu propia purificación al frente de la vida, y, convirtiéndote en el santuario familiar en siervo del amor que auxilia siempre, de él levantarás tu gran vuelo en servicio de la Humanidad entera.

Se afable con los tuyos, se gentil en casa, se generoso donde estés.

Cuando estés al borde de la impaciencia o de la ira, perdona setenta veces siete veces y adopta el silencio por ángel guardián de tu propia paz.
Compadécete siempre.

Habituémonos a ignorar todo el mal, haciendo todo el bien a nuestro alcance.

Del libro “Agenda de luz”
Médium Francisco Cándido Xavier
Autores diversos
Traducido por R Bertolinni

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.