Entrevista Divaldo “S.O.S Familia”.7

PREGUNTA:

¿Cómo educar a nuestros hijos con relación al matrimonio civil y religioso, si ellos, a pesar de no tener un mal comportamiento con relación al matrimonio, pasan por encima de todas las convenciones? Mi hija preguntó si yo quería verla casada o feliz. Eso porque yo no estaba aprobando la unión de ella con un joven separado.

DIVALDO:

En la Doctrina Espirita no tenemos casamiento religioso, que es una creación eclesiástica, teológica, para realizar un culto externo sin mayor significado en el área emocional de la criatura. Leyendo el Capítulo 22, Allan Kardec, escribió en El Evangelio Según el Espiritismo, al respecto del matrimonio, explicando que lo importante no es la fórmula con la cual se regularizan la herencia y el respeto social delante de las leyes.

El matrimonio surgió como una necesidad de evitar la poligamia, la corrupción sexual, la variación de parejas, haciendo que el individuo se vincule a otro hasta cuando el amor este presente, exigiendo el respeto de los cónyuges.

Jesús llegó a decir que al principio no era así, no había una fórmula. El casamiento es una conquista sociocultural de la legalización de un sentimiento existente. Nosotros, espiritas, solamente consideramos el casamiento a través del acto civil, porque lo importante es la elección de los profundos sentimientos. Ocurre que la disolución de las costumbres hace que se elijan personas, gracias a la acción de la libido en nuestro comportamiento emocional. Y el placer del sexo, el tormento del sexo que se busca aplacar y atender a través de las fórmulas de las uniones rápidas, y, como es natural, de las desuniones desesperadas. Porque, pasado la pasión, acabado el combustible que mantiene la llama del deseo, acaba el interés. Desde que no hubo el sentimiento de amor ni de respeto, la amistad no perdura. Lo que mantiene el casamiento después de las emociones, es el respeto entre los dos individuos, que se fundamenta en la amistad que estructura los sentimientos de unión.

Yo respondería a mi familia, que yo la deseo feliz y casada. ¿Porque tiene que ser feliz y descasada? ¿Por qué eligiendo un joven separado, que no tiene otro compromiso, él no tendrá el derecho de unirse, ya que las leyes lo permiten? ¿Si ella sirve para ser compañera, porque no servirá para ser esposa? ¡Aún más en un momento en que las leyes permiten disolver el vínculo matrimonial!
Siempre digo a mis hijos, que los prefiero casados y felices. La conducta que hoy, cierta parte de la sociedad se permite, y no son apenas los jóvenes sino, también los adultos, es la del libertinaje disfrazado de liberación de las costumbres. Ayer, casualmente, asistí a un programa de televisión, en el cual se presentaba una joven, modelo fotográfico, que está acostumbrada a vivir desnuda. Algunos adultos, que constituían el jurado, preguntaron, si ella no estaba incomoda de desnudarse para ser fotografiada. Ella respondió que sí, pero, como su profesión era esa, lo hacía, porque eso era parte de su trabajo. Una respuesta perfectamente sensata. Entonces, se desnudó casi totalmente.

Una señora mayor, que estaba de jurado, habló que le preguntan porque los modelos no se desnudaban completamente, entonces ella respondió que iría proponer esa condición. Al concluir, fue un aplauso espectacular del auditorio, de viejos y viejas algo decadentes. Unos dos o tres jóvenes, que además ya están cansados de tales escenas fueron indiferentes, lo que me pareció sorprendente. La joven, que es modelo, tuvo el pudor de no desnudarse.

El entrevistador, que es muy hablador y piensa ser atrayente, afirmó que estaba de acuerdo y ayudaría a la joven a desnudarse, y ella se recusó, porque sabe que, al final, su profesión le permite mostrar el cuerpo, pero no la obliga a ser vulgar ni venal. La vulgaridad y la venalidad eran de las criaturas que allí estaban, en decadencia físico y moral. De ahí no podemos acusar a los jóvenes. Ellos son lo que les hemos hecho y serán lo que les hagamos.

Joanna de Angelis
Médium Divaldo Franco
Extraído del libro “S.O.S Familia”
Traducido por R Bertolinni.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.