Entrevista Divaldo “S.O.S Familia”.6

PREGUNTA:

¿Qué hacer cuando el joven adolescente desiste de estudiar la Doctrina a pesar de que los padres continúan? El joven va yendo desde pequeño.

DIVALDO:

Nuestra existencia es hecha de periodos. Hay uno en el cual el joven tiene necesidad de vivir sus propias experiencias, elegir aquello que le parece mejor. Si este joven tuvo, en la infancia y en el primer periodo de la adolescencia, una buena base doctrinaria, él va a realizar otras experiencias. Y naturalmente aquello que está cimentado en él tendrá ocasión de oportunamente germinar, crecer y florecer, albergándolo en las horas más difíciles de su existencia. Si la pregunta parte de los padres, conviene que insistan para que el hijo prosiga en la participación de las actividades doctrinarias. Insistir sin imponer. Insistir sin violentar, teniendo pues, la preocupación de continuar y dar los mejores ejemplos, aquellos que son compatibles con lo que se enseña en la Casa Espirita.

A veces, ocurre que el joven, cuando va llegando a la edad de la reflexión y examina la conducta de la familia delante de los postulados que la Doctrina enseña, constata que algo está equivocado: o el Espiritismo no es legítimo, porque no logró modificar a la familia, o la familia no es honesta, porque no asimiló los postulados que dice abrazar. Así, resuelve por la realización de sus propias búsquedas.

Pasado el periodo en que él parece haberse liberado del compromiso semanal que mantenía con la Casa Espirita, vale considerar que esto no nos debe constituir motivo de pesar ni de desánimo, por el contrario, debe animarnos a encender más luz de esperanza, y ahora, en vez de imponerle el estudio de la doctrina, probar su excelencia de la vivencia espirita.

Joanna de Angelis
Médium Divaldo Franco
Extraído del libro “S.O.S Familia”
Traducido por R Bertolinni.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.