La conquista de la paz

Gloria a Dios en las Alturas, paz en la Tierra a los hombres de buena voluntad. Lucas, 2:14.

La paz es el tempero de la Vida.
Imposible vivir bien sin ella.
¿Felicidad? ¡Ni pensar!
¡Pesa el fardo, si la perdemos!…

***

Jesús nos orienta para la conquista de la paz. En sus fundamentos, una única condición: Que tengamos buena voluntad, la voluntad de ser bueno… Ejercitarla es ofrecer:

Amparo al familiar…
Consuelo al afligido…
Perdón al ofensor…
Ayuda al necesitado…
Socorro al enfermo…
Orientación al ignorante…
Acción decidida, haciendo lo mejor donde estemos.

***

Buena voluntad es el compromiso que debemos asumir con el Cristo, a fin de que la paz no sea una sensación de escape, acogida en asambleas religiosas, sino una conquista definitiva, bendecida luz en nuestros caminos, ¡aunque transitemos por la oscuridad de las miserias humanas!

Richard Simonetti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba