La calma

La calma en el mundo civilizado como hoy lo vemos, aparentemente, parece difícil que en los días actuales los encarnados no lo tengan presente. La calma es una actitud muy importante y necesaria, pues con esa calma uno pasaría la existencia con paz en su alma y eso es muy importante, pues es una manera de que los pensamientos de carácter primario como el odio, la envidia y tantas otras enfermedades del alma se desvanezcan, pues todo lo que os pasa, todo absolutamente es por una razón y aunque no lo veáis así os puedo asegurar que es por vuestro bien y adelanto. Por lo tanto la calma, si lo tuvierais muy presente en vuestras vidas, sería un bálsamo muy agradable para el alma, pues a partir de la calma llega la confianza y si la tenéis entonces por muy dura que sea la existencia que viváis nada os hará fracasar.

Jesús pasó por muchas penurias y sufrió muchas humillaciones pero Él tenía calma y fe, y fue un verdadero ejemplo de adelanto, pues Él nos enseñó como deberíamos de comportarnos en esta existencia, con calma y sobre todo con fe en el Padre.

Puede parecer una paradoja decir que el sufrimiento es vital para el alma y muy necesario, claro que es la única manera de que el espíritu se vuelva lleno de luz, pues el sufrimiento hace que las almas de los encarnados se eleven al Padre.

Un diamante en sí, cuando se saca de las entrañas de la tierra prácticamente es todo piedra mezclada con tierra y barro, pero cuando se le pule y se le quita todas las impurezas es una piedra preciosa y de gran valor para los encarnados. El sufrimiento hace que las almas se vuelvan como el diamante una vez pulido, la razón que la calma esté presente en vuestras vidas es porque con calma veréis todo de manera más objetiva y veréis que si tenéis calma entonces tendréis fe en el Padre y eso es un nivel muy importante si se consigue.

La calma también os puede hacer que las enfermedades que tienen muchas almas desaparezcan, pues muchas enfermedades del cuerpo surgen de las del alma, pues el alma está como fusionado con la materia y si vuestra alma la oscurecéis con mezquinas ambiciones materiales o con odios, venganzas o cualquier sentimientos impuro, entonces con los años vuestro cuerpo se resiente, es así, y la calma puede ser un analgésico vitamínico muy importante para el alma.

Cuantos hermanos de la luz en comunicaciones a través de médiums os decimos que luchéis día a día, que pensáis en el Padre siempre, que no os dejéis que las garras del materialismo estrangule el alma y que todas pasiones mundanas pueden haceros retrasar mucho en vuestra empresa espiritual. No dudéis que cada segundo y cada minuto de vuestra existencia deberíais de hacer el bien por el bien mismo y veros como hermanos en evolución, que todos habéis reencarnado para llegar al Padre y que todos tenéis lo que habéis pedido y por lo tanto nada es casual, y solo el amor hacia nuestro Padre es fundamental para que Él esté cerca de vosotros, porque si no la mala influencia que reside en este mundo hará que no os acerquéis al Padre, pues estas malas influencias sufren mucho porque no quieren al Padre, porque tienen su vida muy distorsionada de la realidad y ellos en el fondo también quieren irse de este mundo, pero su orgullo no les deja marcharse y ellos no quieren ver que los encarnados evolucionen y ellos no, pero el tiempo hace que el orgullo desaparezca y por muy malvados que sean dentro de ellos tienen esa pequeña chispa que siempre señala al Padre como un brújula señala al norte.

Luchad por ser mejores y luchad por ser buenos, por que como decía Amalia Domingo Soler: -Que bueno es ser bueno y que malo es ser malo-, no os canséis, pedid ayuda al Padre y Él os enviará hermanos de la luz para ayudaros en vuestra pesada cruz que todos lleváis, y pensad que por muy duro que sea la vida jamás estáis solos, pues tenéis muchos hermanos que os quieren y están a vuestro lado y en los momentos peores, están allí animándoos sin que vosotros los notéis, pues el Padre no abandona ni a la criatura más pequeña de este planeta ni del universo entero. Pensad que el Padre todo lo puede y lo que hoy parece imposible mañana puede ser real.

Así tened y conseguid que la calma resida en vuestra alma para siempre y así estaréis muy cerca del Padre.

Espíritu Rafael

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba