No peques demás

“Ve y no peques más” – Jesús. (Juan, 8:11)

La simiente valiosa que no ayudas, puede perderse.

El árbol tierno que no proteges, permanece expuesto a la destrucción.

La fuente que no amparas, acostumbra a secarse.

El agua que no distribuyes, forma pantanos.

El fruto no aprovechado, se pudre.

La tierra buena que no defiendas, es asfixiada por la hierba inútil.

La azada que no utilizas, crea óxido.

Las flores que no cultivas, no siempre se repiten.

El amigo que no conservas, huye de tu camino.

La medicación que no respetas, en la dosificación y en la oportunidad al respecto de ello, no te beneficia el campo orgánico.

Así también es la gracia Divina.

Si no guardas el favor de lo alto, respetándolo en ti mismo, si no usas los conocimientos elevados que recibes en beneficio de la propia felicidad, si no aprecias la contribución que te viene de arriba, no te vale la dedicación de los mensajeros espirituales.

En balde improvisarán ellos, milagros de amor y paciencia, en la solución de tus problemas, porque sin la unión de tu voluntad al programa regenerativo, todas las medidas salvadoras resultarán inútiles.

“Ve y no peques más”. La enseñanza de Jesús es suficiente y expresivo.

El medico Divino proporciona la cura, pero si no la conservamos, dentro de nosotros, nadie podrá prever la extensión y las consecuencias de nuevos desequilibrios que nos despreciarán a falta de vigilancia.

Espíritu Emmanuel
Médium Francisco Cándido Xavier
Del libro ¡Sígueme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba