Ideas innatas

El Libro de los Espíritus- Allan Kardec Capítulo IV. Pluralidad de existencias. Punto IX.

Emmanuel dice “El libro es el comando mágico de las multitudes; y sólo el libro noble, que esclarece la inteligencia e ilumina la razón, será capaz de vencer a las tinieblas del mundo”.

Encontramos esta cita en la edición del Libro de los Espíritus de 1981, Editora Argentina 18 de abril. Treinta tres años después de esta cita, ampliaríamos el significado de la palabra “libro” y utilizaríamos otros recursos actuales mágicos para la inteligencia y la razón, como son las redes sociales, youtube, twitter,… De igual manera ocurre con el lenguaje utilizado en el Libro de los Espíritus que data de 1857 y que nos llega ciento cincuenta y siete años después manteniendo el manuscrito original sin ninguna adaptación.

El contenido no caduca porque pertenece al lenguaje universal del alma, más sí la forma, como la vida misma en la que los cuerpos perecen a la decadencia natural de la materia, mientras que la esencia pervive en otras planos vibratorios.

En el punto VIII del capítulo IV del Libro de los Espíritus, titulado “Semejanzas físicas y morales”, encontramos (como ocurre a lo largo de la lectura del libro), un lenguaje de la época que utiliza los vocablos bien y mal para distinguir entre lo susceptible de corrección y lo correcto. Con la conciencia actual, sabemos que el mal y el bien son aspectos de la unidad; podríamos decir que el mal no ha sido creado por Dios siendo Éste el Creador de cuanto existe, pero sí nos dotó de libre albedrío para utilizar nuestro poder co-creador, sabiendo que cuánto hiciéramos con él, permanece sujeto a las leyes divinas y por tanto a la integración y unidad con Dios, Fuente de Vida Eterna y Amor Incondicional.

En la respuesta 214 del L.E, los espíritus dicen “por lo general, no tomáis suficientemente en cuenta las figuras poéticas”. Es por eso que para comentar el punto IX referente a “Ideas innatas”, voy a utilizar un lenguaje poético por ser el lenguaje que surge del corazón para el corazón, recordando que éste es el órgano por excelencia de Vida y sus pulsaciones vibran con la frecuencia armónica de la naturaleza, la Tierra, los astros, el cosmos y toda manifestación de Vida. El Espíritu encarnado proviene de lo que llamamos “mundo espiritual” en el que habita con la “indumentaria” adecuada a la vibración existente, de ahí que en vibraciones más sutiles y puras, los espíritus se manifiesten como haces de luz resplandeciente y rasgos indefinidos asexuados.

Conforme la frecuencia se altera para modificar la estructura corporal del espíritu en su proceso de materialización hasta llegar a la reencarnación en la tierra, ciertos recuerdos quedan retenidos en su memoria celular y su ADN de forma que le acompañan en todo el bagaje encarnatorio, guiándolo en su misión existencial pero en un plano inconsciente para que no domine las decisiones que el individuo pueda tomar según su libre albedrío.

Como ejemplo podemos utilizar el de la persona que vive en la zona del ecuador planetario y se desplaza a Finlandia o cualquier país cerca de los polos: la climatología y las condiciones ambientales son totalmente diferentes a lo que está acostumbrada, por lo que deberá adaptarse a su hábitat con nueva vestimenta, costumbres, hábitos,… Con el tiempo, el recuerdo del clima tropical pasará a ser vago e incluso confuso, llegando incluso a olvidarlo por completo. Cuando encarnamos ocurre algo parecido, la materialización nos obliga a pagar el canon del olvido y nosotros como espíritus, asumimos el reto y encarnamos dispuestos a cumplir nuestra misión existencial.

Todo lo vivido en vidas anteriores forma parte de nuestra experiencia como espíritus inmortales y “en cada nueva existencia, el Espíritu toma como punto de partida el alcanzado en su vida precedente” aunque las circunstancias externas sean totalmente diferentes, de ahí que en una encarnación anterior puede vivir como un esclavo africano y en la siguiente un terrateniente norteamericano, o cualquier otro ejemplo que tenga este mismo significado. La memoria que queda archivada en el alma es de las vivencias del personaje encarnado, no del “atrezzo”.

“El cuerpo cambia pero no el Espíritu, aunque mude de vestimenta”. Los talentos y dones son adquisiciones del alma y por tanto pertenecen a ella aunque no se manifiesten en todas las reencarnaciones ya que, “una determinada facultad puede permanecer aletargada durante la existencia, porque el Espíritu quiere ejercer otra que no tiene relación con aquella. Entonces queda en estado latente para reaparecer más tarde”, en otra existencia o en momentos clave de la existencia actual. Los Espíritus nos dicen que “el Espíritu encarnado tiene la conciencia instintiva del Mundo Invisible, pero muchas veces ésta es falseada” por prejuicios, intereses, poderes y mentes subyugadas por la ilusión de las formas, que quieren mantener la esclavitud y la dependencia emocional y afectiva de las personas para ermanecer en un estatus ficticio de Poder efímero que genera dolor, guerras, luchas, hambre y miseria a todos los niveles.

Estamos hablando de todos aquellos seres humanos que se han olvidado de su naturaleza divina hasta el punto de renegar de ella y actuar en contra de ella. Cuando la mente se encuentra libre de ataduras, la conexión con el mundo espiritual se vivencia como un reencuentro, el retorno a la forma natural de vivir y Ser en el mundo. Por eso tantas personas se acercan cada vez más a la vivencia de la espiritualidad, para reconfortar su alma y sanar sus aflicciones, sus carencias, sus crisis personales y colectivas alimentadas por una vida volcada a la muerte y la destrucción, a la individualidad, exclusión, miseria de todo tipo.

Los Espíritus nos dice que el Ser Humano existe como manifestación de la Belleza Divina, por tanto nuestra condición es ser felices, libres, solidarios, amorosos, afables, acogedores, creadores de acciones para la vida, por la vida y con la vida.

Teresa Vázquez
Extraído de la revista “Visión Espirita”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba