¿Como lidiar nuestros problemas? – Luz Espiritual

¿Como lidiar nuestros problemas?

Cuando los problemas nos visitan tenemos que seguir caminando con paciencia, enfrentándolos, pues nunca tenemos que ver los problemas como cosas muy graves, pues en verdad son lecciones, aprendizajes, y que cuando pasamos esos problemas somos un poco más maduros.

En la vida siempre vamos a tener que lidiar con los problemas, entretanto, cada uno de ellos nos hacen más fuertes, y todos ellos son para nuestro bien, es cierto que algunos de esos problemas los provocamos por nuestra indisciplina, sin embargo, aun así, esos mismos problemas nos enseñaran a rectificar nuestros errores.

La vida es una bendita oportunidad para crecer, tenemos muchas existencias de experiencias y de pruebas, somos espíritus milenarios, y poco a poco llegaremos a ser espíritus puros, solo a través de nuestro esfuerzo lo lograremos antes o después pero nuestro destino es ser espíritus felices, es llegar a ser espíritus perfectos, aunque la perfección es un estado indefinido, pues siempre se aprende, siempre se crece. Es por eso, que debemos estar en pensamiento con Dios, pues ÉL es todo amor, y nosotros somos parte de Él, por lo tanto, debemos de comprender que solo el amor nos llevara hacia Dios, todo lo que no sea amor, nos alejará de Dios.

Aun estamos lejos de poder comprender el verdadero amor, solo el amor de madre es lo que más se puede acercar a ese amor divino, el amor de una madre para con sus hijos, es el amor más cercano, el dulce amor de Dios.

Es tan bello cuando nos acercamos a Dios, nuestro espíritu se ilumina de amor, se libera de las cadenas pesadas de la materia, pues hoy en día, el materialismo con sus fascinaciones hace que el espíritu le cueste romper esas cadenas, que se agarran fuertemente a la propia conciencia humana. Debemos intentar desembarazarnos de ese tirano metal que nos ancla a este mundo, por eso, el día a día, la oración, confiar en Dios, tener las enseñanzas del Divino Maestro siempre presente, hacer lo posible para esforzarnos a ver el amor de Dios a nuestro alrededor, haremos que las cadenas de nuestra propia conciencia se vayan rompiendo, se vayan debilitando y así ver que todos somos hermanos en Dios, y que todos algún día veremos y sentiremos la grandeza del Creador.

Jesús, el Divino Maestro, nos enseñó sublimes enseñanzas, donde podemos observar, donde podemos percibir, como es Dios, como es todo amor, y que siempre nos da oportunidades para redimirnos, para crecer, siempre un espíritu por muy malvado que sea, en su interior también tiene la esencia de Dios, la semilla que más tarde o más temprano germinará, cuando comience a regarla con amor y con ganas de trabajar en el bien.

Tenemos valiosas enseñanzas, tenemos valiosas razones para cambiar hoy, cambiar nuestra conducta, es normal que nos cueste ser mejores, pero un pequeño paso, un paso insignificante, ya es un gran salto para nuestro mejoramiento, nunca nos lamentemos de que no podemos avanzar, que no podemos cambiar, siempre podemos cambiar, siempre podemos cambiar de conducta, siempre, solo que necesitamos tiempo, y debemos de esforzarnos una y otra vez, pero sin la menor duda, todos podemos vencer nuestras malas inclinaciones, todos podemos crecer hacia el bien.

Estemos siempre dispuestos a mejorar, estemos siempre dispuestos a cambiar y sin duda lo vamos a conseguir, de eso hay plena certeza, oremos al Padre cada día, cada momento, y notaremos que cada día somos mejores moralmente y seremos más buenos.

El esfuerzo es lo que vale, es lo que cuenta, es lo que nos hace crecer, el esfuerzo, pues el verdadero espirita, se reconoce por su esfuerzo en mejorar, por esforzarse en tener las enseñanzas de Jesús en el corazón, el evangelio en nuestra alma.

Espíritu Rafael

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba