Oración de los obreros

¡Jesús!

Bendice, por aumento de misericordia, el templo que nos diste para la siembra de la fraternidad y el culto de la oración.

Consérvanos en el entendimiento de tus principios y ayúdanos a buscarte, para que no estemos perdidos en el laberinto de nosotros mismos.

Guía, indícanos la ruta.

Justo de los justos, dirige nuestros pasos.

Benefactor, ayúdanos.

Orientador, ilumina nuestro camino.

Maestro, corrige nuestra lección.

En la alegría, se nuestro equilibrio.

En el sufrimiento, se nuestro apoyo.

Alimenta nuestro corazón en las fuentes de tu amor, para que nuestro pensamiento no sea un simple cálculo.

Inspira nuestra palabra para que nuestra boca no hiera.

Resguarda nuestras manos en el trabajo constructivo, para que el mal no nos domine.

Indúcenos a la humildad, para que nuestra fe no sea vana.

Haznos comprender señor, encima de todo, que esta casa pertenece, primero, a los necesitados del cuerpo y del espíritu, que nos concediste como siendo la familia de nuestros propios hermanos.

Sea, así, la caridad el móvil de nuestras decisiones y la llave de nuestra puerta.

Y ayúdanos a aceptar tu voluntad, hoy y siempre.

Así sea.

José Silvério Horta

Inauguración del Centro Espirita José Horta, Uberaba, MG, 20 de diciembre de 1959.

Del libro “Paz y liberación”
Médium Francisco Cándido Xavier.
Traducido por R Bertolinni

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.