La depresión

Hay momentos que uno siente que los problemas son sustanciales, y además en esos momentos la persona comienza a sentirse desorientado y lamentablemente viene la depresión.

Cuando esto suceda hay que tener presente que, la criatura se adentra en un ambiente confuso, donde la mentira y el engaño son sus aliados.

Normalmente cuando el depresivo se sumerge en ese ambiente, ve los problemas insuperables, esto no es cierto, ve que está solo, esto no es cierto, ve que no va a superar nunca todos los problemas y aun se aproximan más, esto no es cierto, y lo peor, cree que el suicidio lo va a solucionar, esto es una mentira.

La vida continua después de la muerte y todos los problemas van a ser superados, el problema es que el depresivo se une a espíritus que quieren su fracaso, y todo lo que percibe es fruto de esos espíritus perturbadores, por eso, en esos momentos de engaños disfrazados, pon atención y refúgiate en la oración, pues si haces esto, verás que alrededor tuyo no es tan negro como parece, hay salida para recuperarse y percibirás que mañana será un nuevo día con nuevas oportunidades, por eso, confía en Dios y crece con Jesús.

Espíritu Rafael.

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.