Asuntos de guerra – Luz Espiritual

Asuntos de guerra

Los Emisarios de la sabiduría Divina, junto a los hombres, para establecer facilidad y protección, bienestar y seguridad a la existencia terrestre, en nombre de Dios, inspiraron a la inteligencia humana, induciéndola a la creación de inventos y descubrimientos. Y los hombres, en respuesta a semejantes donaciones, las usaron, en muchos casos, de modo contraproducente, según el propio libre albedrío que les es peculiar.

Se concedió a los hombres la dinamita para el traslado de canteras y obstáculos, de modo para facilitar las vías de comunicación entre las criaturas. Los hombres aprendieron, en cuanto el poder explosivo de la dinamita y fabricaron la bomba de destrucción, aniquilando millones de vidas.

Se dio a los hombres el tractor para estimular el progreso de la agricultura. Los hombres observaron la fuerza de las máquinas pesadas y construyeron el tanque de guerra para matar.

Se ofreció a los hombres el avión para que pudiesen fácilmente vencer distancia y tiempo, a beneficio de sus propios intereses. Los hombres anotaron las originalidades del avión e hicieron los bombarderos que exterminan poblaciones indefensas.

Se regaló a los hombres con la radiotelevisión, a fin de incrementar la cultura y la fraternidad entre los pueblos. Los hombres, en mayoría, estudiaron la radiotelevisión y crearon sistemas y códigos para la garantía del espionaje y formularon esquemas artísticos que inducen a la mente infanto-juvenil a la criminalidad.

Se concedieron a los hombres los medicamentos de la paz y del socorro capaces de asegurar la anestesia en apoyo a los enfermos. Los hombres, en gran parte, pasaron a investigar los sedativos misericordiosos e hicieron los tóxicos que actualmente en el mundo amplían considerablemente los índices de la locura y de la delincuencia.

Se les presentó a los hombres la desintegración atómica, en apoyo a la industria y a la civilización. Los hombres reconocieron el inmenso potencial de energías que se les confiaban en las manos y estructuraron nuevas armas de alto poder destructivo.

A la vista de eso, mientras muchos diplomáticos y orientadores de la concordia discuten las posibilidades de una nueva guerra en Occidente, cualquier hermano desinformado en cuanto a los problemas internacionales, podrá concluir de quien será la culpa.

Espíritu Emmanuel

Médium Francisco Cándido Xavier
Del libro “Confía y sigue”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba