Jesús, sol de primera grandeza

¡Tu eres nuestro Sol! Ven a nosotros Jesús, porque si contigo nos debatimos en la aflicción y caminamos en la ignorancia, sin Ti nos sumergiremos en el caos.

Abríganos Señor, para que seamos dignos de tu inefable amor.

Espíritas del mundo aquí reunidos: tened como templo el universo, llevad a Jesús en vuestros corazones, en vuestras palabras, en vuestros actos. Sembrad la claridad inapagable de la Doctrina Espírita donde fuereis.  Dejad que ella brille por vuestro intermedio. Sois ahora mensajeros de la Luz del Mundo.

Haced que la Doctrina de libertad que vibra, que palpita en vosotros, encuentre otros continentes de almas para conquistar.

No listéis dificultades, no anotéis desafíos, no apuntéis fracasos. La experiencia resulta de las tentativas, de aciertos y de errores.

En cualquier situación amad. Frente a cualquier desafío, perseverad en el Bien. Calumniados, jamás calumniadores.Agredidos, nunca agresores. Perseguidos, no perseguidores. El maestro espera por vosotros.

Sedle fieles hasta el fin e id en paz.

Bezerra de Menezes

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.