En los momentos de incerteza

Calma. Vea Dios en el Universo, por todas partes, dentro de usted mismo; quede firme en el timón, en los buenos propósitos; no desista, no olvide que la visión humana imagina las cosas no como ellas son, mas como su interior permite.

Coraje, el proceso reencarnatório representa aprendizaje. Tenga paciencia, alcance el significado del momento. Procure serenarse; no extrañe las tempestades que caen sobre usted, ellas llegan, limpian el aire, purifican y pasan; el erguirse consciente es el mejor remedio para el dolor moral.

Evite lágrimas, desespero, lamentaciones, recriminaciones, que puedan empañar, oscurecer más los problemas en vez de resolverlos.

Procure no olvidar que el tiempo no se va en vano.

Sea comedido, la virtud no se firma solamente por palabras, sino por el ejercicio del pensamiento en el bien; es importante percibir que la fuerza de la comprensión de lo cotidiano ilumina la caminada.

En cualquier situación de desespero, la solución cierta se alcanza por la oración y vigilancia, que reconquistan, el horizonte de la esperanza, fortaleciendo al practicante por la sintonía con el Creador.

Hay momentos, en el transito terreno, grabes, tristes, pesados; el hombre que frecuenta la academia de la espiritualidad aprende a liberarse, a no caer victima de la infamia, calumnia, injuria, de la maledicencia, del dolor o sufrimiento; acepta humildemente lo que no puede cambiar; con la dignidad, vive el Evangelio del amor, el desprendimiento, la caridad, la fraternidad, aprende a ser.

Mi querido amigo, sea fuerte. No olvide las lecciones aprendidas; acepte la diversidad, no existen dos piedras iguales, ¿por qué habría de existir almas con los mismos sentimientos, pensamientos, maneras de ser o iguales?

Querido hermano, en los momentos de incerteza haga reflexión, silencio, meditación; su mundo interno es amor y vida; hay en el luminosidad y bondad, no olvide que todo es posible para aquel que quiere.

La sabiduría de la felicidad es fruto de la experiencia que da conciencia al hombre de la transitoriedad de la tierra, dándole conocimiento, luz, justicia, promoviendo la evolución del espíritu.

Paz, vida eterna, amor.

Espíritu Leocádio José Correia
Médium Maury Rodrigues da Cruz
Del libro “Na luta do cotidiano, A força do amor”
Extraído de la revista “Ser Espirita”
Traducido por Jacob

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba