Buena voluntad – Luz Espiritual

Buena voluntad

“Ved prudentemente como andáis”. — Pablo. (Efesios, 5: 1 5.)

Buena voluntad descubre trabajo.

Trabajo opera la renovación.

Renovación encuentra el bien.

El bien revela el espíritu de servicio.

El espíritu de servicio alcanza la comprensión.

La comprensión gana humildad.

La humildad conquista el amor.

El amor genera la renuncia.

La renuncia llega a la luz.

La luz realiza el perfeccionamiento propio.

El perfeccionamiento propio santifica al hombre.

El hombre santificado convierte el mundo para Dios.

Caminando prudentemente, por la simple buena voluntad la criatura alcanzará el Divino Reino de la Luz.

Dictado por el espíritu Emmanuel
Médium Francisco Cândido Xavier
Extraído del libro “Pan nuestro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba