Conflictos y consciencia

En las bases del inconsciente duermen todos los procesos de la evolución antropológica y las adquisiciones psicológicas del ser en forma de experiencias vividas.

Toda vez que una de ellas no puede ser asimilada y pasó a los archivos profundos, permanecerá como posibilidad de emerger del armazón donde duerme, reapareciendo en forma de conflicto.

Los conflictos resultan igualmente de las ambiciones insatisfechas, de los deseos frustrados y de las manifestaciones intimas que quedaron recalcados sin la ayuda de la razón.

El ser humano, liberándose de las herencias de lo primario, está en la fase de la frontera de los hábitos instintivos y del discernimiento del que le es factible realizar.

Adaptado a los fenómenos automáticos, no siempre dispone de fuerzas para superar la limitación, de donde nacen las incertezas y dudas que se transformarán en complejos conflictos emocionales.

Comportamientos arraigados e inseguridad se escamotean en los cuadros de los impulsos tormentosos, complejos perturbadores, tendiendo a hacer infeliz a la criatura que experimenta su presión.

El conflicto es el claro-oscuro de lo que hacer o no hacer, tendiendo siempre para el desequilibrio y la aflicción.

No digerido, se transforma en expresión emocional de desajuste, somatizando distonías orgánicas que abren espacio para la instalación de varias enfermedades.

Parásito vigoroso, el conflicto debe ser identificado para una posterior eliminación.

Toda vez que algo se presente sombrío en el área de la emoción, por miedo, ignorancia, presión o debilidad, puede tornarse conflicto más tarde.

Solo hay, sin embargo, conflicto, cuando la consciencia no luce discernimiento y, aun anulada, se deja conducir apenas por la inteligencia o por los instintos, permaneciendo sin dirección.

La existencia humana es un desafío.

Todo desafío propone esfuerzo para la lucha.

Cuando el ser retrocede en un intento, he aquí que pierde la oportunidad de afinar sus valores, a perjuicio del crecimiento personal.

Desarrollando las aptitudes, cada vez que tiene limitada una acción o no entendiendo una situación, el ser bloquea la facultad de producir, perdiéndose en el enmarañado de los recelos y de las incertezas.

Le cabe, por tanto, lógica para obrar, medir las posibilidades y producir, trabajando por el perfeccionamiento interior, que responde por la armonía psicofísica de su progreso evolutivo.

La consciencia alarga los horizontes del pensamiento, proporcionando la salud real, que se expresa como equilibrio ante el cosmos.

Siendo la criatura un cosmos en miniatura, es regida por las mismas leyes del gran Universo. De ese perfecto engranaje entre los pequeños y el gran Foco, surge la armonía que es su más noble manifestación.

Los fenómenos conflictivos que se manifiestan en la conducta y en la emoción de la criatura son efectos del estadio en que se encuentra el espíritu reencarnado.

El organismo, amoldándose a los sutiles equipamientos espirituales, refleja la necesidad de progreso que lo caracteriza, empujándolo a la incesante transformación intelecto-moral: su meta, su búsqueda.

Además, frente a la historiografía de su pasado, el ser aun padece conflictos que le son sugeridos y transmitidos por secuaces o victimas espirituales de jornadas pasadas, que la muerte no aniquiló.

Delante de la palpitante y frecuente manifestación de los conflictos en las vidas humanas, Allan Kardec solicitó esclarecimientos a los Númenes Tutelares, conforme se lee en la pregunta 361 de “El libro de los Espíritus”:

– ¿Cuál es el origen de las cualidades morales, buenas o malas, del hombre?

– Son las del espíritu en él encarnado. Cuanto más puro es ese espíritu, tanto más propenso al bien es el hombre. Lo que equivale decir, sin conflictos.

De ese modo, la superación de los conflictos se dará mediante el esfuerzo ingente ofrecido por el ser en evolución que se deje ser pleno.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Pereira Franco
Momentos de consciencia
Traducido por R Bertolinni

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.