En momentos conflictivos

En momentos conflictivos, donde la ira es la respuesta menos adecuada, pensemos en esa situación.

Cuando actuamos con ira, el resultado siempre será la violencia, pues al igual que el crisol necesita de mucha temperatura para fundir el metal, y al igual que el calor tiene que ser altamente violento, cuando dejamos la ira que esté dentro de nosotros y llegue a fundir nuestra razón, siempre debemos de apagar ese fuego interno, porque sin duda, la violencia genera más violencia.

Nunca reacciones en ningún caso con ira o violencia, sea cual sea el caso, porque nunca llegaremos a pensar con sentido común, y cuando vuelve la calma nos daremos cuenta que nuestra manera de actuar, ha sido como un violento tornado en un campo acogedor, donde sin mirar por donde pasa dejó un camino de lamentable destrucción.

Calmémonos en momentos de ira o violencia, porque podemos hacer lo que no queremos, decir lo que nunca decimos y agredir a los que más queremos.

Ante tan lamentable situación, la oración es la mejor medicina.

Espíritu Rafael

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.