El espirita ante la política

En el sentido amplio, la política se entrecruza con varias otras ciencias, entre ellas la Filosofía, la Historia, la Economía, el Derecho…. Entretanto, es como la Sociología que posee lazos más estrechos, visto que tiene su nacimiento en la propia sociedad. Según esa visión, inspirada en Aristóteles, el hombre es un animal social y político. Herencia de la Grecia antigua, cuna de la democracia, el término política se deriva del griego politikos, alusivo a las antiguas ciudades griegas organizadas (pólis), que habrían dado origen al modelo de vida urbano contemporáneo, donde los hombres se aglomeran en busca de la supervivencia y del progreso, sometiéndose a una administración pública regulada por normas colectivas de convivencia.

En la edad media, Tomas de Aquino (1225-1274) ya preconizaba que la finalidad de la política es el bien común. Modernamente, la política es designada como la “Ciencia del Estado” pudiendo ser definida como el arte de gobernar. Bajo ese prisma, ella será siempre el ejercicio de alguna forma de poder. Cuando utilizada correctamente, genera bienestar y prosperidad, bien así contribuye para la manutención de la paz y del orden.

El Espiritismo abarca todas las áreas del conocimiento, bajo triple aspecto: científico, filosófico y religioso, razón por la cual no está ajeno a la Ciencia política o a cualquier otro ramo del conocimiento humano. Todavía, el Espiritismo no tiene por misión específica hacer reformas sociales, pero, por la amplitud de sus enseñanzas, es la doctrina más apta a coadyuvar tales reformas, a la medida que influencia la sociedad, estimulando el perfeccionamiento moral, sin que sea necesario ser cómplice con la política partidaria, en contradicción con el carácter laico(1) del Estado: […]

La misión de la doctrina es consolar e instruir, en Jesús, para que todos movilicen sus posibilidades divinas en el camino de la vida. Cambiarla por un lugar en un banquete de los Estados es invertir el valor de las enseñanzas, porque todas las organizaciones humana son pasajeras en presencia de la necesidad de renovación de todas las formulas del hombre en la ley del progreso universal, desprendiéndose de ahí que la verdadera construcción de la felicidad general solo será efectiva con bases legitimas en el espíritu de las criaturas. (2) A su turno, ¿Cuál sería la misión de los espiritas, como hombres en el mundo? Sin embargo de la tarea de divulgación y de la vivencia de los principios de la Doctrina Espirita, ella es la misma de cualquier individuo, religioso o no, como dilucidan los Espíritus en la primera obra básica. Consiste “en instruir a los hombres, en ayudarlos a progresar, en mejorar sus instituciones, por medios directos y materiales. (3) ¿En ese contexto, será aun mismo útil y necesario, para que el Espiritismo cumpla su misión, la politización del Movimiento Espirita, como defienden algunos? Nos parece equivocada la idea de que el Movimiento Espirita carezca de comprometerse en la militancia política, fundando partidos u organizando grupos, como forma de hacerse representar ante los poderes constituidos, con el objetivo de divulgar, oficialmente, sus principios, colaborando, así, con la reforma social, en el combate a los males sociales. De mal recuerdo son las manchas que el movimiento cristiano primitivo sufrió (y que el Espiritismo intenta restaurar en la actualidad), sobre todo a partir del siglo III, momento en que se dejó seducir por la política de Roma, cuyo imperio agonizaba gracias a los abusos de la gobernanza.

Es obvio que el espirita, individualmente, no está impedido de ejercer la política. Si tuviera vocación para eso y fuera llamado para esa tarea, debe atender al clamor de su consciencia y procurar ejercerla con dignidad, como hicieron tantos otros espiritas, por ejemplo, Bezerra de Meneses, Eurípedes Barsanulfo, Cairbar Schutel y José de Freitas Nobre. Si eso viniera a suceder, espontáneamente, que jamás nos apartemos de las directrices trazadas por Andre Luiz, que nos alerta sobre las tentaciones y los peligros de confundirnos “los intereses del Cesar con los deberes para con el Señor (4)”. Delante de eso, no es recomendable que los políticos, simpatizantes o adeptos del Espiritismo, hagan de la tribuna espirita un templete.

Jesús, nuestro guía y modelo, cuando estuvo entre nosotros, jamás postuló o se valió del poder político estatal para hacer la implantación del “Reino de Dios” en la Tierra. No es la Doctrina Espirita que necesita de la política y si la política que necesita del Espiritismo. Esto es progresar moralmente, por influencia del Espiritismo, la sociedad preparara, de forma natural, buenos políticos y hasta estadistas para actuar en las instituciones públicas: El discípulo sincero del Evangelio no necesita respirar el clima de la política administrativa del mundo para cumplir el ministerio que le es cometido.

El Gobernador de la Tierra, entre nosotros, para atender a los objetivos de la política del amor, represento, antes de todo, los intereses de Dios junto al corazón humano, sin necesidad de instrucción de normativas y decretos, aunque respetables. Administro sirviendo, elevo a los demás, humillándose a sí mismo. No vistió el traje del sacerdote, ni la toga del magistrado. Amo profundamente a los semejantes y, en esa tarea sublime, testimonio su grandeza celestial.

¿Qué sería de las organizaciones cristianas, si el apostolado que ellos dicen respetar estuviese subordinado a reyes y ministros, cámaras y parlamentos transitorios? (…) (5) Por eso mismo, “Dios confiere la autoridad a titulo de misión, o de prueba, cuando juzga conveniente, y la retira cuando bien lo entiende” (6) Emmanuel, tal cual Andre Luiz, también abordo esa cuestión delicada. Respondiendo a la pregunta: “¿Cómo se deberá comportar el espiritista ante la política del mundo?” (7), el aconsejo: -El sincero discípulo de Jesús está investido de misión más sublime, que en tarea política saturada de luchas materiales. Esa es la razón porque no debe provocar una situación de evidencia para sí mismo en las administraciones transitorias del mundo. Y, cuando convocado a tales situaciones por la fuerza de las circunstancias, debe aceptarlas no como galardón para la doctrina que profesa, sino como prueba imperiosa y ardua, donde todo éxito es siempre difícil.

El espiritista sincero debe comprender que la iluminación de una consciencia es como si fuera la iluminación de un mundo, se destaca que la tarea del Evangelio, junto a las almas encarnadas en la Tierra, es la más importante de todas, visto constituir una realización definitiva y real. No debemos pedir al Espiritismo lo que él no nos puede dar. (8). La estrategia equivocada de Judas que, aunque bien intencionada, pretendía utilizar la política terrena, para acelerar el proceso de implantación del Evangelio en la Tierra, es una advertencia perenne a todos nosotros, pues, “las conquistas del mundo están llenas de trampas para el espíritu y, entre ellas, es posible que nos transformemos en órgano de escándalo para la verdad que el Maestro representa”. (9)

La Humanidad progresa por medio de los individuos, que se mejoran poco a poco. Es por el desarrollo moral que se reconoce una civilización completa. Los pueblos que solo viven la vida del cuerpo, cuyo poder se basa solo apenas en la fuerza y en la extensión territorial, un día acabará, pues la vida del alma prevalece siempre: (…) Aquellos cuyas leyes si armonizan con las leyes eternas del Creador, vivirán y servirán de farol a los otros pueblos. (10) Todos podemos contribuir con nuestra parte para acelerar los esperados cambios sociales: “La responsabilidad por el perfeccionamiento del mundo nos compete a todos” (11)

El Espiritismo no depende de la política terrena para alcanzar sus fines. Triunfará, porque se funda en las leyes naturales, sin que sea necesario violentar la conciencia de los incrédulos. Dios no conduce al hombre por medio de prodigios, pero deja que tenga el mérito de la propia conquista, que se dará, más temprano o más tarde, por el convencimiento de la razón. Que estas breves reflexiones fortalezcan la esperanza de todos los que se esfuerzan en la siembra espirita, para que Brasil consiga realizar la misión redentora de la cual es depositario. Más importante que las colosales riquezas naturales de su vasto territorio es la inmensa diversidad racial, social y religiosa de su pueblo. Si supiéramos vivir el evangelio, conforme Jesús enseño, inevitablemente haremos justa a la vocación enseñada por los Espíritus superiores de “corazón del mundo, patria del Evangelio”

Christiano Torchi

Referências:

1 Estado laico não é o mesmo que Estado ateu.Mantém neutralidade em matéria confessional, não adotando nem perseguindo nenhuma religião (ver Preâmbulo e art. 19 da Constituição Federal brasileira).
2 XAVIER, Francisco C. O consolador. Pelo Espírito Emmanuel. 28. ed. 5. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Q. 60.
3 KARDEC,Allan. O livro dos espíritos. Trad. Evandro Noleto Bezerra. 2. ed. 1. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Q. 573.
4 VIEIRA, Waldo. Conduta espírita. Pelo Espírito André Luiz. 31. ed. 4. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Cap. 10, p. 46.
5 XAVIER, Francisco C. Vinha de luz. Pelo Espírito Emmanuel. 27. ed. 3. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Cap. 59, p. 137.
6 KARDEC, Allan. O evangelho segundo o espiritismo. Trad. Evandro Noleto Bezerra. 1. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2010. Cap. 17, it. 9, p. 346.
7 XAVIER, Francisco C. O consolador. Pelo Espírito Emmanuel. 28. ed. 5. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Q. 60.
8 KARDEC, Allan. O livro dos médiuns. Trad. Guillon Ribeiro. 2. ed. esp. 3. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Pt. 2, cap. 27, it.303, subit. 1, p. 476.
9 XAVIER, Francisco C. Boa nova. Pelo Espírito Humberto de Campos. 3. ed. 5. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2010. Cap. 24, p. 200.
10 KARDEC, Allan. O livro dos espíritos. Trad. Evandro Noleto Bezerra. 2. ed. 1. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Q. 788.
11 XAVIER, Francisco C. Libertação. Pelo Espírito André Luiz. 31. ed. 4. reimp. Rio de Janeiro: FEB, 2011. Cap. 3, p. 46.

Extraído de la revista «Reformador»
Traducido por Jacob

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.