Confía siempre

No pierdas tu fe entre las sombras del mundo. Aunque tus pies estén sangrando, sigue de frente, irguiéndola por la luz celeste, encima de ti mismo.

Cree y trabaja.

Esfuérzate en el bien y espera con paciencia.

Todo pasa y todo se renueva en la Tierra, pero lo que viene del cielo permanecerá.

De todos los infelices, los más desdichados son los que perdieron la confianza en Dios y en sí mismos, porque el mayor infortunio es sufrir la privación de la fe y proseguir viviendo.

Eleva, pues, tu mirar y camina.

Lucha y sirve. Aprende y adelántate.

Brilla la alborada además de la noche.

Hoy, es posible que la tempestad te maltrate el corazón y te atormente el ideal, provocándote la aflicción o amenazándote con la muerte…

No te olvides, sin embargo, que mañana será otro día.

Espíritu: Meimei
Médium: Francisco Cândido Xavier
Del Libro: Cartas do Coração” – Edición LAKE

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.