La fiesta

Cap. IX- Ítem 7

Era un hombre de mediana edad.

Se llamaba Federico Manuel de Ávila.

Comerciante progresista. Espírita hacía dos lustros, trataba de regular su existencia según el Evangelio Renovador. Sin embargo, siempre estaba apurado.

Era raro que se detuviera a analizar un problema serio.

Impaciente. Precipitado. Exaltado.

En más de una oportunidad le recomendaron reducir el ritmo de su vida.

Los amigos lo aconsejaron. Los Espíritus le advirtieron.

Todo inútil.

Cierto día permaneció más tiempo en su oficina y regresó a su hogar cuando casi anochecía, con prisa como era su hábito.

Tomó la llave, abrió la puerta y entró.

Recorría el corredor para llegar a una de las salas, cuando nota que un bulto avanza hacia él, a toda prisa, en la penumbra…

Sorprendido y asustado ante la figura extraña, creyó que estaba ante un amigo de lo ajeno y volvió sobre sus pasos en franca huida.

Pero en su fuga tropieza con un cantero del jardín y se cae mientras profiere gritos estentóreos.

Los gritos atraen a los vecinos que llegan presurosos y lo encuentran desmayado.

Lo conducen al hospital más cercano. Federico se había fracturado una pierna… Más tarde, vuelve a su casa con la pierna enyesada.

En la intimidad de la familia lo ayudaron a que recordara que ese día era su cumpleaños… Y todo quedó aclarado.

Como se había demorado por su ocupación, los familiares quisieron darle una sorpresa en su trabajo y fue entonces cuando se produjo el desencuentro.

La esposa y los hijos, para agasajarlo en clima de alegría con una fiesta íntima, habían modificado la disposición de los muebles del interior de la casa.

Recién entonces pudo comprender que la figura que tanto lo había asustado, no era más que él mismo reflejado en el enorme espejo de la pared de la sala de comer, que había sido cambiado de ubicación…

Hilário Silva

Médium Francisco Cândido Xavier y Waldo Vieira
Extraído del libro “El Espíritu de la Verdad”
Traducción al castellano: Marta Haydee Gazzaniga

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.