La palabra

JoannaAngelisPoderoso vehículo de comunicación, la palabra es instrumento que pocos la utilizan como deberían.

La buena palabra yergue y consuela, enseña y corrige, ampara y salva.

La mala palabra envenena y mata, enloquece y fulmina, desequilibra y arma de odio.

Muchos hablan sin pensar, generando antipatías y fomentando delitos.

Otros piensan sin hablar y pierden las oportunidades edificantes de sustentar el ideal del bien y de la vida.

Hablar por hablar expresa desequilibrio, tanto como callar, siempre, denota enfermedad introspectiva.

*

Dispones de ese bendecido instrumento para preservar la vida y enriquecerla de bendiciones, que es la palabra.

Usa el verbo con sabiduría, enseñando, ayudando e impulsando a las personas al avance, al progreso.

Articula la palabra sin gritería ni desconcierto emocional, de modo que se te haga agradable, inspirando a los que te escuchan y generando simpatía en tu favor.

El arte de hablar es conquista que todos deben lograr.

No la esgrimas con tu verbo, ni la sepultes en el mutismo de la alineación.

Habla sobre el bien, el amor y la esperanza, proponiendo la alegría entre las criaturas y enseñándolas a adquirir seguridad personal en el proceso de la evolución.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Franco
Del libro “Episodios Diarios”
Traducido por Francisco Sanchez

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.