La irritación

joannaAl salir del hogar, enfrentas los problemas de la conducción y del tránsito, en busca de tu lugar de trabajo.

Transportes abarrotados, personas rudas, multitudes apresadas, violencia por la disputa de lugares, calles y avenidas en movimiento…

*

Si llueve, se para el tránsito y las dificultades se amplían.

Si hace sol, el calor produce malestar y las reclamaciones promueven enfado.

Si dispones de vehículo propio, no te puedes mover conforme te gustaría, por las vías de acceso, en congestionamiento creciente.

*

Todos tienen que llegar a tiempo.

El reloj no para.

Los que se atrasan pretenden recuperar los minutos perdidos y atropellan a los que están al lado o al frente…

*

La irritación llega y se instala, perturbándote y llevándote a competir también con los agresivos.

Las bocinas producen ruido, los semáforos te interrumpen la marcha, y todo parece estar contra tus propósitos.

*

Mantén la calma.

Mañana, proponte salir de casa más temprano.

La tranquilidad de todo un día merece tu inversión de algunos minutos.

No te irrites, por tanto, evitando los peligros de la ira, que instala desequilibrios graves que puedes evitar.

Espíritu Joanna de Ângelis
Médium Divaldo Franco
Del libro “Episodios Diarios”
Traducido por Francisco Sanchez

Deja un comentario

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.