Reglas de salud

1-Guarde el corazón en paz, al frente de todas las situaciones y de todas las cosas. Todos los patrimonios de la vida pertenecen a Dios.

2- Apóyese en el deber rigurosamente cumplido. No hay equilibrio físico sin armonía espiritual.

3- Cultive el hábito de la oración. La plegaria es luz a defensa del cuerpo y del alma.

4- Ocupe su tiempo disponible con el trabajo provechoso, sin olvidar el descanso imprescindible al justo restablecimiento. La sugerencia de las tinieblas llega hasta nosotros a la hora vacía.

Leer más