Conflictos de culpa y de vergüenza

Dos factores esenciales se hacen responsables por la conducta mórbida de quien carga culpa y siente vergüenza de ser humano, de presentarse conforme se encuentra, y no consonante a la fantasía mental al respecto de cómo le gustaría estar.

El esfuerzo por la evolución es continuo y marcado por experiencias de variada orden, que constituyen conquistas libertadoras. El primero de ellos es al respecto de los registros en el inconsciente profundo, resultantes de comportamientos inadecuados o destructivos en otras existencias o en la actual, que encarcelan al ser en reminiscencias perturbadoras que se encuentran actuantes. En ese caso, sentimientos controvertidos se mezclan en los procesos normales de las actividades patológicas, generando situaciones de desconfianza y rebeldía, resentimientos e inseguridad.

Leer más