La fe que nos conduce

La fe es la confianza del ser en su destino. Es el sentimiento que nos eleva al Creador, la certeza que estamos en el camino que nos conduce hacia la verdad. En general, para adquirir la fe inquebrantable, pasamos por tribulaciones de la duda y angustias que nos estorban el camino. Si buscamos respuestas, si cuestionamos, tendremos como resultado una fe profunda, porque estará basada en todo lo que nuestra razón acepta como coherente. La razón, decía el apóstol Pablo, es Dios en nosotros. Es un reflejo de la razón eterna.

Leer más