Parábola del tesoro escondido

“El Reino de los Cielos es semejante a un tesoro escondido en el campo. El que lo encuentra lo esconde y, lleno de alegría va, vende todo lo que tiene y compra aquél campo.” (Mateo, XIII, 44).

El hombre ha resumido su tarea en la Tierra a buscar “tesoros”, a hallar tesoros, a esconder tesoros, a vender lo que tiene para comprar campos que tengan tesoros. Así ha sucedido y así está sucediendo. ¿Para qué trabaja el hombre en la Tierra? ¿Para qué estudia? ¿Para qué lucha, hasta el punto de matar a su semejante? ¡Para poseer tesoros!

Leer más