La última plegaria de Gandhi

Ya te sientes fatigado o no ¡oh hombre!, no descanses; no ceses en tu lucha solitaria, sigue adelante y no descanses.

Caminarás por senderos confusos y enmarañados y solo salvarás unas cuantas vidas tristes. ¡Oh hombre!, no pierdas la fe, no descanses.

Tu propia vida se agotará y anulará, y habrá crecientes peligros en la jornada. ¡Oh hombre! soportas todas esas cargas, no descanses.

Salta sobre tus dificultades aunque sean más altas que montañas, y aunque más allá solo haya campos secos y desnudos. ¡Oh hombre!, no descanses hasta llegar a esos campos.

Leer más