Con ardiente amor

«Mas, sobre todo, tened ardiente caridad unos para con los otros.» – Pedro. (1 Pedro, 4:8.)

No basta la virtud pregonada en favor del establecimiento del Reino Divino entre las criaturas. Problema excesivamente debatido, solución más demorada…

Oigamos, individualmente, el aviso apostólico e hinchémonos de ardiente caridad, unos para con los otros.

Hablar bien, enseñar con acierto y creer sinceramente son fases primarias del servicio. Es imprescindible trabajar, hacer y sentir con Cristo. Fraternidad simplemente aconsejada a otro construye fachadas brillantes que la experiencia puede consumir en un minuto. Urge alcanzar la sustancia, la esencia…

Leer más

¿Y si esta Navidad fuera diferente?

Llega la Navidad y casi todo se repite: las mismas rutinas; las mismas preocupaciones por los regalos; la misma falta de tiempo; las mismas reuniones familiares; las mismas conversaciones. Todo es lo mismo. Pero ¿y si esta Navidad fuera diferente? ¿Y si en esta Navidad, en lugar de comprar los regalos listos, estuviéramos dispuestos a hacerlos? Sí, los famosos amigos secretos de la familia podrían proponer que cada uno ofrezca algo de sí mismo, utilizando una habilidad que tenga.

En este proceso, que tomaría más tiempo que una simple compra en la tienda, obviamente tendríamos la oportunidad de pensar en determinada persona, poniendo en el pequeño recuerdo lo que realmente le deseamos en esta Navidad.

Leer más

¡Es de la familia!

Mira era muy estimada por los patrones. Sirviente humilde, a todos encantaba con su buena voluntad y dedicación. Huérfana, vio pasar la infancia y la adolescencia en un hogar infantil. Después trabajo en la residencia de Lupércio, rico comerciante, donde pasó a residir. Jerónima, la esposa, en principio la contrató para servicios generales. Luego, observando su vocación para lidiar con niños, le confió sus hijos. La joven se demostró una niñera muy especial, que cuidaba de retoños ajenos con el cariño y la solicitud que lo haría a los de su propia carne.

No se casó. Tímida y recatada, raramente salía, huyendo del contacto con los jóvenes de la vecindad, y ninguno de ellos podría imaginar que aquella mujer de discreta belleza, reservaba todo un tesoro de ternura a aquel que conquistase su tierno corazón. La patrona, encantada con la sirviente, proclamaba frecuentemente:

-¡Mira es de la familia!

Leer más

Conflictos de culpa y de vergüenza

Dos factores esenciales se hacen responsables por la conducta mórbida de quien carga culpa y siente vergüenza de ser humano, de presentarse conforme se encuentra, y no consonante a la fantasía mental al respecto de cómo le gustaría estar.

El esfuerzo por la evolución es continuo y marcado por experiencias de variada orden, que constituyen conquistas libertadoras. El primero de ellos es al respecto de los registros en el inconsciente profundo, resultantes de comportamientos inadecuados o destructivos en otras existencias o en la actual, que encarcelan al ser en reminiscencias perturbadoras que se encuentran actuantes. En ese caso, sentimientos controvertidos se mezclan en los procesos normales de las actividades patológicas, generando situaciones de desconfianza y rebeldía, resentimientos e inseguridad.

Leer más

Los vicios

Los vicios son manifestaciones inferiores del alma humana, y se presentan con un serio problema de Salud Pública para todos los países del mundo. Son males resultantes del uso de sustancias que proporcionan una ilusoria sensación de bienestar, y que causan dependencia psíquica y a veces física, que se caracteriza por la necesidad compulsoria de la continuidad de su utilización y, otras veces, del aumento progresivo de las dosis usadas.

Expresan tendencia inferior de la individualidad, haciendo con que las personas cometan deslices de comportamiento que se vuelven, muchas veces, pesadas cargas para sí mismas, para sus familias y para la sociedad. Las personas que se mezclan con los mismos son almas todavía imperfectas, que se comportan según su estado de vibraciones mentales, ajustados a su grado de evolución, inmersas en la esclavitud de los vicios, que dificultan su comprensión y discernimiento de las cosas, perjudicando su propio organismo y manchando su existencia, que debería ser aprovechada para realizaciones útiles a sí mismas y a los semejantes. Por falta de fe, por invigilancia espiritual, por incapacidad para dirigir sus propios actos, impotentes para dominar una tentación, incapaces para apartar el asedio a sí mismas, ciertas personas son llevadas a entregarse al vicio, movidas por la ilusoria satisfacción que el mismo pueda proporcionarles, frente a sus angustias, ansiedad y depresiones.

Leer más

Libertad de pensar

833 ¿Hay algo en el hombre que se substraiga a toda violencia, y por lo cual disfrute de libertad absoluta?

«Por el pensamiento disfruta el hombre de libertad sin límites, puesto que no reconoce trabas. Puede contenerse su manifestación, pero no anonadarlo.»

834 ¿Es responsable el hombre de su pensamiento?

«Lo es ante Dios, y pudiendo él solo conocerlo, lo condena o absuelve según su justicia.»

Allan Kardec

Leer más

Defensa segura

Las pruebas, que en el mundo nos examina la fe, aparecen todos los días. Se identifican por nombres variados, a la manera de materias profesadas en la escuela, a beneficio de nuestro propio perfeccionamiento.

– Tribulaciones.

– Desencantos.

– Obstáculos.

– Incomprensiones.

Leer más