Según vuestras obras

Hijos, no olvidéis que la Ley Divina siempre os concederá según vuestras obras.

Evidentemente que la gracia os alcanzará en vuestras necesidades, pues Dios no es un Padre que de piedras al hijo que le pide pan.

A veces, incluso cuando os falte mérito para obtener lo que pedís, las bendiciones de lo Alto serán concedidas, todavía no os olvidéis de que vuestro merecimiento es que os recomienda y os endosa en las rogativas que dirijáis a la Providencia Divina.

Haced por merecer aquello de que tengáis carencia, por cuanto son muchos aquellos que, infelizmente, ni siquiera se colocan en condiciones de valorizar y aprovechar la intercesión que solicitan del Mundo Superior. La simiente también produce según la cualidad de la tierra en que es lanzada…

Leer más