Relaciones familiares

La familia es el laboratorio de vivencias de las más expresivas que necesita el ser humano, en su proceso de evolución, dado que, en el mismo clan, los individuos son conocidos, no pudiendo disfrazar los valores que los tipifican.

Aceptados o repudiados por motivos que proceden de existencias pasadas, el grupo familiar faculta el romper de los lazos del egoísmo, a fin de que la solidaridad y la legitima fraternidad se desarrollan efusivamente. En el receso de la familia renacen los sentimientos de afinidad o de rechazo que los Espíritus preservan de otros relacionamientos de felicidad o desventurados en reencarnaciones anteriores, refluyendo consciente o inconscientemente como necesidad de liberación de los conflictos, cuando son de esa naturaleza, o intensificación de la afectividad, que predisponen a las manifestaciones más significativas del amor más allá de la esfera doméstica.

Leer más