Dominar y hablar

Dominas el fuego, esclavizándolo a la discusión casera.

Tallas la piedra, arrancándole obras maestras.

Conquistas los metales, plasmando en ellos complicadas expresiones de servicio.

Amansas animales feroces, haciendo de ellos cooperadores en la economía doméstica.

Disciplinas el vapor y el combustible, anulando las distancias.

Diriges tractores pesados, transfigurando el aspecto de la tierra.

Leer más