Liberación del Ego

El restante de los instintos, de los impulsos del deseo y del placer, que proceden del Id exteriorizándose en la formadel Ego, permite el control y la comprobación consciente de la realidad, como herencia de los registros más profundos de la Psique.

Obviamente es resultado de las experiencias variadas de las reencarnaciones pasadas, cuando el ser despertaba en las formas primitivas, a través de las cuales serían desarrolladas los valores y las aptitudes que ahora constituyen sus elementos físicos y psíquicos del proceso evolutivo.

Frente al inmenso periodo de predominancia del instinto como guía del comportamiento hasta el momento en que surgen los pródromos de la razón y del discernimiento, se fijaron los caracteres más fuertes de las sensaciones, facultando campo para el poder – predominancia sobre los especímenes más débiles – y el placer, expreso en la voluptuosidad de los deseos inconscientes.  

Leer más