Señales de los años

Les pasa a todos los que no mueren prematuramente, en el verdor de los años. Cierto día, nos miramos en el espejo y descubrimos diferentes señales en el mapa facial. Son pequeños pliegues. Surcos de expresión, que surgen como resultado de ciertos movimientos faciales repetidos como, por ejemplo, fruncir el ceño. Ellos señalan nuestro proceso de envejecimiento. Más importante que eso, son el registro vivo de la historia de nuestra vida, de los eventos que han constituido alegría, preocupación o tristeza a lo largo del tiempo.

Leer más