Dinero y amor

En relación con el bien, no pronuncies la palabra «imposible».

Por cierto, padeces la dificultad de quienes heredaron la lucha como el precio de las más mínimas conquistas. Aun así ten presente que la virtud nada tiene que ver con un cofre. ¿Dónde habrás de encontrar oro puro que se transforme en pan dentro de la olla de los pobres? ¿En qué lugar descubrirás un cobertor liviano tejido con acciones monetarias para abrigar a un niño abandonado al frío de la noche? Entretanto, si el amor enciende una luz en tu pensamiento, extraerás de la basura las últimas sobras de la mesa y las convertirás en caldo reconfortante para el enfermo abandonado, así como harás del paño común un abrigo providencial a favor del transeúnte relegado a la intemperie.

Leer másDinero y amor