Prevenciones negativas

Mantengamos la idea clara y positiva del bien para que la prevención negativa no nos perturbe. No mentalices sufrimientos susceptibles de surgir mañana, porque tal vez jamás acontezcan.

¿Enfermedad en casa o en ti mismo? La aflicción no sustituirá providencia o tratamiento que exigen serenidad para el debido éxito.

¿Pruebas de familiares y amigos? Lamentación no hará lo que la fortaleza de ánimo y el coraje podrán realizar en favor de ellos con tu palabra iluminada de confianza y comprensión.

¿Parientes difíciles? Quejas y reproches no tomarán el lugar de la bondad y de la aceptación con que se te hará posible auxiliarlos y mejorarles la vida.

Leer más