Desligamiento del mal

Antes de la reencarnación, en el balance de las responsabilidades que competen, la mente, despierta ente la Ley, y no solo ve apenas los resultados de sus propias culpas. Reconoce, también, el imperativo de liberarse de los compromisos asumidos en los sindicatos de las tinieblas. Para eso efectúa estudios y hace planes referentes a la estructura del nuevo cuerpo físico que le servirá para el paso decisivo en el reajusta, y coopera, cuanto le es posible, para que sea efectivo el tallado de la cámara correctiva, en la cual se regenere y, al mismo tiempo, se aislé de las sugestiones infelices, capaces de arruinar sus buenos propósitos.

Patronos de guerra y del desorden, que expoliaban la confianza del pueblo, escogen el propio encarcelamiento de la idiotez, en las que se hagan desapercibidos de las antiguas comparsas de las orgías de sangre y locura, por ellos mismos transformados en lobos inteligentes, espías que tejieron intrigas de muerte y artistas que envilecieron las energías del amor, imploran ojos ciegos y estrechez de raciocinio, recelosos de volver a la convivencia con los malhechores que, un día eligieron por asociados y hermanos de lucha más íntima.

Leer más