Guerras

742 ¿Qué causa arrastra al hombre a la guerra?

«Predominio de la naturaleza animal sobre la espiritual y dominación de las pasiones. En estado de barbarie, los pueblos no conocen otro derecho que el del más fuerte, y de aquí que la guerra sea su estado normal. A medida que el hombre progresa, se hace menos frecuente aquella; porque éste evita sus causas, y cuando la guerra es necesaria, el hombre la hace con humanidad.»

743 ¿Desaparecerá algún día la guerra, de la tierra?

«Sí, cuando los hombres comprendan la justicia, y practiquen la ley de Dios; entonces serán hermanos todos los pueblos.»

Leer másGuerras

Partidas colectivas

En la tarde lluviosa del 17 de julio de 2007, en el aeropuerto Congonhas de São Paulo, un desastre aéreo sacudió a la opinión pública y dejó un saldo de dos centenares de muertos. La conmoción alcanzó niveles internacionales, ya sea porque entre los pasajeros de ese vuelo se hallaban extranjeros, como por la gran cantidad de víctimas. Se estima que es uno de los desastres aéreos con el mayor número de víctimas.

Pronto, comenzaron a transmitirse las escenas de desesperación de los familiares de las víctimas, junto con el espectáculo dantesco del fuego, de las explosiones posteriores.

Leer másPartidas colectivas

La grandeza de la amistad

¿Usted ya ha pensado en la grandeza de la amistad?

Dice un gran pensador que quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro valioso. La amistad verdadera es el puntal para muchas almas que viven sobre la superficie de la Tierra. Ella está presente en los hogares y fuera de ellos, en la convivencia diaria de las criaturas. La amistad es tan importante que ya ha sido comparada con muchas cosas de valor.

Un pensador anónimo compara la amistad con las estrellas, y a los que no tienen amigos los compara con los cometas, que vienen y van, pero no permanecen, ni iluminan como las estrellas. Él dice algo más o menos así:

Leer másLa grandeza de la amistad

Pasistas

1.¿Es preciso una condición especial para aplicar el pase magnético?

Siendo una emisión de energía magnética, que obedece a la acción de la voluntad, todos lo ejercitamos, inconscientemente, en numerosas situaciones, independientemente de condiciones especiales.

2.¿En el día a día?

Exactamente. La madre que calienta a un hijo, el médico empeñado en atender al paciente, el profesor que da clase en un aula, la persona que cuida de una planta, identificándose todos en una actividad común: exteriorizan magnetismo, envolviendo a los beneficiarios de sus iniciativas.

Leer másPasistas

Calamidades destructoras

737 ¿Con qué objeto castiga Dios a la humanidad con calamidades destructoras?

«Para hacerla adelantar con más rapidez. ¿No hemos dicho que la destrucción es necesaria para la regeneración moral de los espíritus, que adquieren en cada nueva existencia un nuevo grado de perfección? Es preciso ver el fin para apreciar los resultados. Vosotros no los juzgáis más que desde vuestro punto de vista personal, y los llamáis calamidades a consecuencia del perjuicio que os ocasionan; pero esos trastornos son necesarios a veces para hacer que se establezca más prontamente un orden de cosas mejor, y en algunos años lo que hubiese exigido muchos siglos.» (744)

738 ¿No podría emplear Dios otros medios que las calamidades destructoras para el mejoramiento de la humanidad?

«Sí y los emplea cada día, puesto que ha dado a cada uno los medios de progresar con el conocimiento del bien y del mal. El hombre es quien no los aprovecha, y es preciso castigarle en su orgullo y hacerle comprender su debilidad.»

Leer másCalamidades destructoras

Transformación moral

La transformación moral es importante, en todo momento debemos de procurar esa transformación moral, ese cambio. Tenemos vicios de comportamiento, tenemos manías y aptitudes, algunas buenas y otras no, deben de ser cambiadas para mejor. Entretanto, todo cambio necesita de esfuerzo propio, debemos en todo momento esforzarnos por cambiar nuestra aptitud delante de los problemas, o delante de la vida en general.

Todo cambio debe ser siempre en el bien, pues tenemos mucho trabajo que hacer. Todo pensamiento alejado de la caridad, debe ser cambiado, todo comportamiento donde veamos violencia, debe de ser cambiado.

Leer másTransformación moral

Aprendiendo

Entre las diversas historias inmersas en el folclore de las regiones nórdicas, hay una bien interesante y de gran valor moral. Pasada oralmente de generación en generación, he aquí su tenor, relatado según nuestra propia sensibilidad:

Con su reloj de arena aun gastada por el medio, el viejo Tiempo se presentó ante el Hombre materialista y preguntó:

-¡Tus horas pasan rápidas! ¿Que presentas como obras tuyas? ¿Qué valores conseguiste después del nacimiento en la carne, hasta ahora?

El hombre, orgullosamente, infló su pecho y, de rostro impregnado de vanidad, respondió, firmemente:

Leer másAprendiendo