Reconocimiento y gratitud

“Yendo Jesús camino de Jerusalén, pasó por entre Samaria y Galilea. Al entrar en una aldea, salieron diez leprosos a su encuentro, que se detuvieron a distancia y se pusieron a gritar: Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros. Al verlos, les dijo: Id a presentaros a los sacerdotes. Y mientras iban, quedaron limpios. Uno de ellos, al verse curado, volvió alabando a Dios en voz alta y se echó a los pies de Jesús, dándole gracias. Este era samaritano. Jesús dijo: ¿No han quedado limpios los diez? ¿Dónde están los otros nueve? ¿No hubo quien volviera a dar gracias a Dios, sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, anda: tu fe te ha salvado.” (Lucas, XVII, 11-19).

“Desde entonces muchos de sus discípulos se volvieron atrás y no andaban con él. Jesús preguntó a los doce: ¿También vosotros queréis iros? Simón Pedro le contestó: Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. Nosotros creemos y sabemos que tú eres el Santo de Dios.” (Juan, VI, 66-69).

Leer más

Vida de aislamiento. Voto de silencio

769 Se concibe que, en tesis general, la vida social sea natural; pero como también son naturales todos los gustos, ¿por qué ha de ser punible el del aislamiento absoluto, si en él halla el hombre su satisfacción?

«Satisfacción egoísta. También hay hombres que hallan placer en embriagarse, ¿se les aprueba semejante gusto? Dios no puede admitir como agradable una vida por la cual se condena uno a no ser útil a nadie.»

770 ¿Qué hemos de pensar de los hombres que viven en reclusión absoluta, para huir del contacto pernicioso del mundo?

«Doble egoísmo.»

Leer más

Inestabilidad emocional

Los vicios mentales y las fijaciones dañinas, que proceden de las existencias espirituales anteriores, se integran de tal forma en el Yo profundo que se manifiestan con frecuencia en las nuevas incursiones reencarnatórias de forma perturbadora, con síndromes variadas de desajustes emocionales, psiquiátricos y orgánicos.

Actuando siempre y potencializándose, el psiquismo inicial permanece como base generador de energías, tornándose cocreador constante. La emisión de la onda mental, que se convierte en pensamiento, palabra y acción, da surgimiento a edificaciones correspondientes, como es perfectamente comprensible.

Leer más

Prevenciones negativas

Mantengamos la idea clara y positiva del bien para que la prevención negativa no nos perturbe. No mentalices sufrimientos susceptibles de surgir mañana, porque tal vez jamás acontezcan.

¿Enfermedad en casa o en ti mismo? La aflicción no sustituirá providencia o tratamiento que exigen serenidad para el debido éxito.

¿Pruebas de familiares y amigos? Lamentación no hará lo que la fortaleza de ánimo y el coraje podrán realizar en favor de ellos con tu palabra iluminada de confianza y comprensión.

¿Parientes difíciles? Quejas y reproches no tomarán el lugar de la bondad y de la aceptación con que se te hará posible auxiliarlos y mejorarles la vida.

Leer más

Necesidad de la vida social

766 ¿La vida social es natural?

«Indudablemente. Dios ha hecho al hombre para vivir en sociedad, y no le ha dado inútilmente la palabra y todas las otras facultades necesarias a la vida de relación.»

767 ¿El aislamiento absoluto es contrario a la ley natural?

«Sí; puesto que los hombres buscan por instinto la sociedad y puesto que todos deben concurrir al progreso ayudándose mutuamente.»

768 El hombre, al buscar la sociedad, ¿obedece únicamente a un sentimiento personal, o bien tiene ese sentimiento un fin providencial más general?

«El hombre debe progresar. Solo, no puede hacerlo; porque no tiene todas las facultades, y le es preciso el contacto de los otros hombres. En el aislamiento se embrutece y languidece.»

Leer más

La confianza

Entre los factores psicológicos que contribuyen al bienestar de los seres humanos, la confianza moral se destaca como de fundamental importancia, sin la cual diversos problemas se establecen en lo íntimo del ser en forma de conflictos perturbadores. Biológicamente, la confianza se encuentra inherente en la constitución física procedente del Espíritu que es el ser causal. La confianza es una bendición que proporciona salud y paz, facultando que determinadas endorfinas contribuyan a la armonía general y a la ausencia de dolores que, normalmente, afligen a las personas.

Leer más

La mágica opción

Apareció en un programa de televisión, donde eran entrevistadas personas mayores, invitadas a hablar sobre la vejez. Tenía setenta y cinco años, pero aparentaba sesenta, de buen espíritu, bien dispuesto, dueño de una increíble jovialidad.

– Nunca me sentí viejo. El cuerpo ya no tiene la misma vitalidad; no obstante hay “achaques” de salud, lo que es natural. Se trata de una máquina. Aunque yo cuidé bien de ella, se va desgastando… Pero el “motor” está bueno, en los dos sentidos: bombea, incansable y eficientemente la sangre, sin “faltar”, y se mantiene permanentemente enamorado de una encantadora doncella: la ¡Vida! Por eso, íntimamente, me siento un eterno joven. Nunca experimenté el “peso de los años” o la angustia de envejecer. Cada día es una nueva aventura y yo la aprovecho integralmente…

Leer más

Juzgar por las apariencias

¡Señor! ¡Señor! ¿Cuándo llegará el día que pueda dejar este valle de amargura? Tengo miedo de permanecer en la Tierra. El espejismo de las experiencias sociales me oculta los abismos del crimen, y temo caer. Cuando un ser desconocido se postra ante mí, y me cuenta su historia, siento frío en el alma y exclamo con angustia: ¡Otro secreto más! ¡Otra nueva responsabilidad sobre las muchísimas que me abruman! ¿Soy yo acaso perfecto? ¿Tengo más luz que los otros para que así me obliguen a servir de guía a unos cuantos ciegos de entendimiento? ¿Por qué esa distinción? Si yo he sentido como ellos, si yo he tenido mis pasiones más o menos comprimidas, si yo me he visto precisado a huir del contacto del mundo para que mi corazón cesara de latir. ¿Por qué este empeño en querer que la frágil arcilla sea fuerte como las rocas de granito?

Leer más