Delante de la ley

El espíritu concienzudo, creado a través de los milenios, en los dominios inferiores de la naturaleza, llega a la condición de la humanidad, después de haber pagado los tributos que la evolución le reclama. En vista de esto, es natural que comprendas que el libre arbitrio establece una determinada posición para cada alma, por lo tanto, cada persona se debe a sí misma la situación en que se coloca.

Posees lo que diste.

Cultivarás lo que vienes dando.

Leer másDelante de la ley

Lo que vinimos a hacer

¿Cuándo comenzó la Tierra a ser poblada? En el comienzo todo era caos; los elementos estaban en confusión. Poco a poco cada cosa tomó su lugar. Aparecieron entonces los seres vivos apropiados al estado del globo.

Pregunta nº 43

El ingenuo campesino observaba al escultor trabajando la piedra bruta. Poco a poco, ante los golpes del cincel, habilidosamente usado, surgía una figura humana. Concluida la escultura, preguntó admirado: ¿Cómo vuestra merced descubrió que esa estatua estaba escondida en la piedra?

Leer másLo que vinimos a hacer

La incineración

Hace algún tiempo que en el mundo científico se agita la cuestión que sirve de epígrafe a estas líneas, asunto interesantísimo que ha venido a sustituir al no menos importante de las células. Mucho nos alegramos de que la prensa europea se ocupe en descifrar semejantes problemas, y mucho más nos enorgullece que los periodistas españoles tomen parte en la controversia, y emitan votos y opiniones tan brillantes como las que dio Ceferino Tresserra, en su magnífico artículo la incineración de los cadáveres que publicó El Imparcial el 8 de Mayo último. Sus contundentes argumentos y sus filosóficas y amargas consideraciones, llevaron la convicción a nuestra mente, y quisimos tomar la pluma y seguir el atrevido vuelo del insigne escritor, pero la voz de nuestra pequeñez nos detuvo diciéndonos: Después de lo que ha dicho Tresserra, ¿qué vais a decir vosotros…?

Leer másLa incineración

Eso también pasará

Después de unos días, el benefactor regresó diciendo que tenía un mensaje de la madre de Jesús. Chico inmediatamente tomó papel y lápiz y se puso en posición de apuntar: Puedes hablar, tomaré nota de cada palabra. Emmanuel, el atento benefactor, le dijo:

Toma nota, Chico. María me pidió que trajera el siguiente mensaje: “Eso también pasará. Punto final.»

Chico tomó nota rápidamente y le preguntó al benefactor: ¿Eso es todo? Y él respondió: Sí, Chico. La Santísima Madre pidió que le dijera que eso también pasará.

Leer másEso también pasará

Jesús y libre albedrío

En materia de respeto al libre albedrío, fijémonos en la conducta de Cristo, junto a aquellos que comparten su marcha.

Compañero de Juan Bautista, no le tuerce la vocación. En circunstancia alguna encarcela espiritualmente a los discípulos en actitudes determinadas. Ayuda sin pedir adhesiones. Enseña sin formular exigencias.

Escarnecido en Nazaret, donde había fijado su morada, no busca evidenciarse. Renueva a María de Magdala, sin obligarla. No amenaza a Nicodemo, porque el doctor de la ley no comprenda enseguida su palabra.

Leer másJesús y libre albedrío

Crecimiento interior

¿Por qué se habla tanto en los medios espiritas sobre la reforma interior? Porque es necesaria para mejorar el mundo; transformarlo en un lugar habitable. También es importante para nuestro bienestar interno. Si las condiciones externas son importantes para nuestro bienestar, las internas lo son mucho más. Esto porque las externas se modifican, son transitorias.

En un momento podemos estar muy bien, con salud, familia, profesión y recursos materiales, todo en armonía con nuestros deseos. Pero no hay ninguna garantía de que esto no pueda cambiar de un instante para otro.

Leer másCrecimiento interior

Medios de conservación

«Sí, y si no los encuentra, es porque no los comprende. Dios no ha podido dar al hombre la necesidad de vivir sin proporcionarle los medios, y por esto hace producir a la tierra lo que es necesario a todos sus habitantes; porque solo lo necesario es útil, lo superfluo no lo es nunca.»

704 Al dar Dios al hombre la necesidad de vivir, ¿le ha proporcionado siempre los medios?

705 ¿Por qué la tierra no produce siempre lo bastante para proporcionar lo necesario al hombre?

«Es porque el hombre, ¡ingrato!, la descuida, y sin embargo, es una excelente madre. Con frecuencia también acusa a la naturaleza de lo que es consecuencia de su impericia o de su imprevisión. La tierra produciría siempre lo necesario, si el hombre supiese contentarse con ello. Si no basta a todas las necesidades, es porque el hombre emplea en lo superfluo lo que pudiera darse a lo necesario. Mira al árabe del desierto, siempre encuentra con qué vivir, porque no se crea necesidades ficticias; pero cuando la mitad de los productos se malbarata en satisfacer caprichos, ¿debe admirarse el hombre de no encontrar nada al día siguiente, y tiene razón para quejarse de encontrarse desprovisto cuando viene el tiempo de la escasez? En verdad os digo, que no es la naturaleza la imprevisora, sino el hombre que no sabe gobernarse.»

Leer másMedios de conservación